• Carnes 18.05.2017

    Se nos acerca el verano, y las recetas mediterráneas son muy apetecibles, y las de la cocina griega son unas de ellas.

    No os quejéis, que hasta os propongo cocina internacional.

    Me encantó como quedó, y a mi familia también, que son siempre mis conejillos de indias.

    Es suave, sabrosa, y si hacéis más cantidad, podéis congelarla, eso si , antes de añadir el yogurt.

    Cuando hago guisos de carne, siempre me gusta utilizar ternera blanca, sobre todo porque es más tierna, y hay que cocerla menos tiempo. En cuanto a la pieza una que sea jugosa. Preguntad a vuestro carnicero, yo siempre lo hago y no falla.

    En cuanto al tomate rallado, los que tengáis un supermercado MERCADONA, solucionado, lo tienen en tarrinas en la zona de las ensaladas, y si os sobra, extendido en pan está estupendo para desayunar

    Los ingredientes son los que a continuación os pongo. Ya sabéis los que me conocéis que en mi familia somos 4, así que siempre pongo los ingredientes para ese número de personas, pero si sois más, con añadir todo proporcionalmente, problema solucionado.

    • 600 gramos de carne de ternera blanca.
    • Pimienta negra.
    • Pimentón dulce de la Vera
    • 1 Cebolla
    • 1 hinojo fresco.
    • Tomate rallado
    • 200 ml de caldo de carne
    • Eneldo
    • Hierbabuena
    • 100 ml de vino blanco.
    • 1 yogurt griego natural
    • Sal
    • Azúcar
    • Aceite de Oliva Virgen

    Lo primero preparar el caldo los que no lo tengáis congelado Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    Después, doráis la carne troceada en una cazuela, con un buen chorro de aceite. Cuando esté, retiráis y reserváis.

    En ese aceite, rehogáis el pimentón. Hacedlo con el aceite templado para que no se queme. A continuación incorporad la cebolla y el hinojo, cortado en juliana. Dorar. Añadid el tomate rallado y dejáis que se  sofría y que se evapore el agua.

    Después, incorporad el  de nuevo la carne y añadid el vino y el caldo y dejad que todo se haga durante 20 minutos, más o menos, hasta que la carne esté tierna. El guiso debe quedar seco.

    Pasado este tiempo, retiráis e incorporáis el yogurt, el eneldo y la hierbabuena. Corregís el punto de sal si fuese necesario y añadís un poco de azúcar, ya que al ir con tomate y vino blanco, puede que esté un poco ácido.

    Bueno, espero que disfrutéis de este agradable plato

    Posted by maribel @ 8:07

  • Comments are closed.