• Un poco de todo 24.08.2017

    La verdad es que a veces es complicado colgar una receta semanal. Tengo que ayudarme de amigos, familiares, programas de tv o revistas. Bien es verdad que en estos dos últimos casos, procuro darle un toque personal, bien para que su elaboración sea más sencilla o bien para que los ingredientes sean de lo que tenemos habitualmente en todas las casas. En este caso solo utilizo un tipo de queso

    Porque la verdad es que a veces, si las recetas tienen muchas florituras, da pereza cocinarlas.

    En este caso la receta la vi en una revista en casa de una amiga y me pareció, en su día, ideal para estos días en los que estamos de vacaciones y apetece menos cocinar. Además tiene un ingrediente que me parece de lo más mediterráneo y veraniego: la berenjena

    Os sirve tanto para comer, como para cenar, como para una reunión de amigos, de las que tanto se disfrutan en estos días.

    Bueno después de todo este rollo que os he soltado y al cual ya estáis acostumbrados, paso ya a los ingredientes.

    Necesitareis:                                                                                                        

    • Dos berenjenas grandecitas
    • Salsa de tomate
    • Orégano y sal
    • Masa brisa
    • Queso de fundir

    Lo primero es preparar la salsa de tomate los que decidáis hacerla y no usarla de bote. ). Yo la cocino con tomate de bote pelado . Ponéis en una cazuela un poco de aceite y cuando ya está caliente lo retiráis y lo dejáis enfriar , después añadís los dos botes con el agua que traen . Lo tenéis que hacer con el aceite frío ya que si no os podrías quemar al añadir los tomates .

    Lo tenéis cocinando unos 40 minutos dándole vueltas de vez en cuando . Pasado este tiempo lo pasáis por el pasapuré. Os digo por el pasapuré y no por la batidora porque me parece que queda mejor como más natural. Si ha quedado un poco líquido lo podéis poner otra vez al fuego para que espese.

    Mientras se hace el tomate, asáis las berenjenas, para ello , las fileteáis finitas  con piel y todo, y las ponéis en el horno con un poco de sal y un chorrito de aceite. El tiempo pues depende de la berenjena, pero con unos 20 minutos con el horno a 180º es suficiente. Una vez que estén blanditas, ya están asadas.

    Forráis un molde circular, untado con un poquitín de aceite, con la masa brisa. Ahora las que venden, por lo menos las de MERCADONA, ya no suben, con lo cual os ahorráis el paso de meterla antes en el horno con las legumbres secas, que la verdad es un rollo.

    Una vez forrado el molde ponéis una base de tomate frito, espolvoreáis con oréganoy encima ponéis las rodajas de berenjena, añadís queso rallado por encima, y volvéis a empezar con capa de tomate, orégano, capa de berenjena y capa de tomate.

    En mi molde con dos capas de cada ingrediente es suficiente, pero si es más hondo podéis hacer más capas. Siempre hay que acabar con el queso.

    Horneáis a 180º durante 20 minutos, y ya tenéis una rica receta para estos últimos días de vacaciones, los que sigáis disfrutándolas claro.

    Posted by maribel @ 16:26

  • Comments are closed.