•  

    Nunca me había atrevido a cocinar el plato que os propongo hoy, y la verdad es que no sé porque, ya que es muy fácil, sencillo y encima rico.

    Lo de vaciar la patata, me parecía muy difícil  y la verdad es que no tiene ciencia. Muchas veces, no se a vosotros, pero a mí me pasa, que tenemos miedo a cosas de la cocina que luego son sencillas.

    Esta receta además es muy apetecible en estos días de invierno en los que apetece algo rico y contundente.

    Al ir la patata asada, podéis hacerla con un rato de antelación y luego mezclar todo y hornear en el último minuto. Yo de hecho lo cociné para comer, pero como sobró lo dejé para el día siguiente y estaba muy buena.

    Los ingredientes, son habituales de cualquier despensa o frigorífico, con lo cual también os puede servir para improvisar una comida o cena

    El tomate frito es mejor natural, pero si no lo tenéis u os da pereza tirad del de bote que venden en cualquier supermercado. Ya sabéis que muchas veces os digo que es muy cómodo tener salsa de tomate en el frigorífico, es muy socorrida.

    Los ingredientes para 4 personas, son:

    • 4 patatas medio.
    • 1 cebolla
    • 400 grs de carne picada de ternera
    • Orégano
    • Albahaca
    • Salsa de tomate
    • 1 vaso pequeño de vino blanco
    • Queso rallado
    • Sal, Aceite de oliva Virgen

    Lo primero que haces es la salsa de tomate si no tienes. Yo la cocino con tomate de bote pelado. Pones en una cazuela un poco de aceite y cuando ya está caliente lo retiras y lo dejas enfriar, después añades los dos botes con el agua que traen. Lo tienes que hacer con el aceite frío ya que si no te podrías quemar al añadir los tomates.

    Lo tienes cocinando unos 40 minutos dándole vueltas de vez en cuando. Pasado este tiempo lo pasas por el pasapuré. Te digo por el pasapuré y no por la batidora porque me parece que queda mejor como más natural. Si ha quedado un poco líquido lo puedes poner otra vez al fuego para que espese. Esta salsa la puedes hacer cualquier día y guardarla en el frigorífico para cuando la vayas a utilizar. Esta salsa también la puedes hacer con tomates naturales, pero tarda más en hacerse y no se nota la diferencia.

    Cuando hayas hecho la salsa no se te olvide que tienes que añadir la misma cantidad de sal que de azúcar.

    Mientras hacéis el tomate, precalentáis el horno, y metéis las patatas con piel y cortadas por la mitad. Las dejáis asando unos 45 minutos. Antes de sacarlas, comprobad que están hechas, pinchándolas. Deben estar blanditas.

    Ponéis a pochar la cebolla, cortada finamente, y cuando esté un poco rehogada incorporáis la carne salpimentada, a continuación el tomate frito, no pongo cantidad al gusto de cada uno, y posteriormente el vino blanco y las especias.

    Cuando las patatas ya estén, las sacáis del horno y las dejáis templar, las peláis y con ayuda de un cuchillo o una cucharita, las vaciáis un poco.

    Mezcláis a la carne un poco de la patata extraída.

    Seguidamente cuando la carne esté en su punto, rellenáis las patatas, espolvoreáis el queso y las introducís otra vez en el horno para que se gratinen.

    Si no las vais a comer en el momento este paso lo hacéis en el momento en el que vayáis a servirlas.

    Una vez que el queso esté fundido, las sacáis del horno y ya están listas para comer.

    Que disfrutéis de esta rica receta, que seguro, seguro, gustará a toda vuestra familia

    Posted by maribel @ 15:28

  • Comments are closed.