• Arroces y Guisos 11.05.2016

    La casquería es la auténtica olvidada en la mayoría de las cocinas españolas, quizás porque nos creamos que lleva mucho tiempo elaborarla, quizás porque nos da un poco de “repelus”, quizás porque nos cuesta encontrar casquería en los mercados o supermercados, o quizás, simplemente, porque nunca la hemos probado. Así que me he dicho, voy a proponer una que es sencilla y con la cual si me hacéis caso y la cocináis os vais a chupar los dedos.

    Además la podéis preparar con anterioridad y si os sobran las podéis congelar, así que perfecto.

    Se la voy a dedicar a mi primo Jesús Miguel , que seguro, que cuando la lea se anima a cocinarla, porque me consta que le gusta o le gustaba cocinar y además era uno de sus platos favoritos. Espero que sea verdad lo que pienso y se prepare este exquisito plato.

    En cuanto a los ingredientes, lo más complicado es encontrar las manitas. En muchos mercados las tienen, además las venden limpias, con lo cual, trabajo, lo justo. El resto facilito de encontrar.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    • ¾ Kg de manitas de cordero
    • 1 Cebolla
    • 2 dientes de ajo
    • 2 hojas de laurel
    • Salsa de tomate
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    Empezamos ya.

    Si no tenéis, salsa de tomate ya sabéis que os toca hacerla ( puedes utilizarla de bote pero no queda igual). Yo la cocino con tomate de bote pelado . Pones en una cazuela un poco de aceite y cuando ya está caliente lo retiras y lo dejas enfriar , después añades los dos botes con el agua que traen . Lo tienes que hacer con el aceite frío ya que si no te podrías quemar al añadir los tomates .

    Lo tienes cocinando unos 40 minutos dándole vueltas de vez en cuando . Pasado este tiempo lo pasas por el pasapuré. Te digo por el pasapuré y no por la batidora porque me parece que queda mejor como más natural. Si ha quedado un poco líquido lo puedes poner otra vez al fuego para que espese. Esta salsa la puedes hacer cualquier día y guardarla en el frigorífico para cuando la vayas a utilizar. Es muy socorrido tener salsa de tomate .

    Mientras se cocina el tomate, en la olla exprés, ponéis agua con sal y añadís la cebolla pelada y cortada en cascos, los dientes de ajo pelados y las hojas de laurel, incorporáis las manitas y cerráis la olla, cuando empiece a “silbar” lo dejáis cocer unos 25 minutos, todo depende de la dureza de las manitas, estarán en su punto cuando las pinchéis con un tenedor y estén blanditas.

    Una vez cocinadas, escurrís y las rehogáis en un poco de aceite caliente en una cazuela. Como las manitas tienen mucha gelatina, tendréis que dar vueltas para que no se peguen. A continuación añadís el tomate, la cantidad en función de cómo os gusten.

    Y ya tenéis un delicioso plato, que hará las delicias de todos. Ya me lo diréis.

     

     

    Posted by maribel @ 23:22

  • Comments are closed.