• Arroces y Guisos 19.01.2017

    El otro día, cuando dábamos nuestro paseo de todos los martes una amiga y yo, hablábamos de lo ricos que están los platos de cuchara, sobre todo en estos días en los que ya aprieta el frio. ¡Qué gusto da ese olor tan agradable!

    Y entonces me dije, pues la semana que viene les propongo este guiso tan español.

    En mi casa cuando pongo lentejas, las hago light, que luego dicen que engordan las legumbres. Pero si os queréis saltar la dieta,  añadís un poco de chorizo y un poco de tocino, y ya te puede dar algo.

    Si os pasa como en mi familia, que a mi hija la pequeña no le gustan, haciéndoselas en crema, no protestan tanto.

    Para mi gusto la mejor lenteja es la castellana, pero también están las francesas, para gusto, colores.

    A mí me parece, que si las ponéis de plato único os soluciona de una manera muy sencilla la comida. Y si sobra, ya sabéis al congelador.

    La cantidad de lentejas os la doy por puñados, porque no todos tienen un peso en casa

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    • 6 puñados de lentejas
    • 400 grs de falda de ternera
    • 1 contra-muslo de pollo
    • 2 patatas
    • 1 zanahoria
    • ½ tomate
    • 1 hoja de laurel
    • Aceite de oliva virgen
    • 1 diente de ajo, 1 trocito de pimiento verde
    • ½ cucharadita de pimentón de la Vera

    Como pasa con todas las legumbres, hay que ponerlas en remojo 8 horas. Así que ya sabéis.

    Tenéis que saber, que las lentejas, se cuecen muy rápido, con lo cual la carne sería conveniente que la cocieseis con antelación, ya que si no os podría quedar muy dura y luego no hay quien la coma. Además tenéis que tener en cuenta, que las lentejas, tienen que ponerse en agua fría, así que lo mejor es cocer la carne, el día anterior.

    En la olla exprés ponéis las lentejas, e incorporáis el contra-muslo sin piel, las patatas chascadas, la zanahoria, el tomate y el pimiento troceados, el diente de ajo y la hoja de laurel. Cubrís con el caldo y añadís la carne y si os saltáis la dieta el chorizo y el trozo de tocino, y también la sal, claro

    Lo dejáis cocer todo durante 5 minutos desde que empiece a silbar la válvula.

    Cuando ya esté todo cocido, destapáis. En una sartén ponéis un chorrito de aceite y cuando esté caliente, retiráis y añadís el pimentón y lo incorporáis al guiso. Dejad que se cocine todo a fuego lento durante 10 minutos con la olla destapada, para que se mezclen todos los sabores. Si os hubiese  quedado muy  espeso podéis añadir un poco de caldo si os ha sobrado o en su defecto agua.

    Y ya solo queda, comérselas y disfrutarlas. ¡Qué ricas las lentejas!

    Posted by maribel @ 14:35

  • Comments are closed.