• Pastas 30.03.2017

    Yo no se en vuestra familia, pero en la mía, uno de los platos favoritos, es la lasaña. Así que veréis que soy dada a prepararlo con asiduidad.

    Además, como mi hija la mayor, se tiene que llevar la comida al trabajo, pues me viene fenomenal que les guste.

    Cumple muchas “propiedades” buenas: es fácil de preparar, se puede cocinarla de muchas formas distinta, se puede congelar, se puede hacer el día anterior y luego solo calentar a la hora de comerla…..vamos que todo ventajas.

    Como os he dicho en varias ocasiones, yo la preparo con masa de canelones y así la hago en recipientes individuales.

    La que os presento hoy está súper, súper , sabrosa.

    Yo como la hago individual, utilizo mosldes de aluminio pequeños que venden en los supermercados y que tienen el tamaño justo de la lasaña. Además en esos moldes la podéis guardar directamente en el congelador

    Los ingredientes que necesitaréis no son complicados de tener, con lo cual , podéis improvisar en un determinado momento.

    Bueno pues ya empiezo con los ingredientes.

    • 300 gramos de espárragos trigueros
    • 400 grs de bacón en dados
    • ½ zanahoria
    • ½ cebolla
    • 1 dl de nata
    • 70 gramos de queso rallado
    • 12 placas de canelones
    • Harina
    • 1 yema de huevo
    • 3/4 L de Leche
    • Aceite de oliva Virgen

    Empezamos salteando, en aceite, la zanahoria cortada en dados pequeñitos junto con la cebolla también cortada muy finita.

    Añadimos los espárragos trigueros, cortados en trozos pequeños. Si son congelados, los podéis poner crudos, si son frescos, es mejor que los cazáis antes, para que queden tiernos. También incorporáis el bacón

    Dejáis que todo se vaya haciendo, hasta que las verduras estén blanditas.

    Mientras se cocina todo ponéis una cazuela con abundante agua y sal al fuego  y cuando comience a hervir, vais añadiendo, una a una, las placas de canelón cociéndolas durante 10 minutos, es recomendable al principio darle vueltas para que queden sueltas y no se peguen unas con otras. Yo, muchas veces lo que hago es echar alguna placa más por si se estropean al cocerlas.

    Mientras, también preparáis la bechamel, para ello en un cazo antiadherente ponéis aceite y cuando se caliente añadís cuatro  cucharadas soperas de harina y removéis bien para que se rehogue. A continuación incorporáis un vaso de agua de leche y seguís dando vueltas para que no se hagan grumos, y según se va espesando, vais añadiendo leche. Si os quedaran grumos, pasáis la batidora para que se quiten. Cuando ya esté terminada de cocinar, añadís la nata, el queso y la yema de huevo. Cuando la bechamel lleve cociendo unos veinte minutos ya está, pero para que no se enfríe y se solidifique lo que hacéis es que la dejáis a fuego muy lento ( al dos  si la cocina tiene 9 números) y le vais añadiendo algo de leche si espesa mucho. La consistencia tiene que ser como la de una crema

    A las verduras, cuando estén cocinadas, les añadís unas cucharadas de bechamel y mezcláis.

    Una vez que tengamos todo, montamos la lasaña.

    Para ello ponéis en cada molde un poco de bechamel, encima una placa de canelón, encima una capa de la  fritada de verduras y bacón con bechamel , luego otra placa de canelón, capa de fritada de verduras y para terminar otra placa de canelón. Una vez terminado este proceso , cubrís con bechamel

    Precalentáis el horno a 180 grados en posición gratinado, metéis los moldes y los tenéis en el horno 10 minutos para que se dore, añadiendo un poco de queso rallado por encima

    Una vez transcurrido este tiempo sacáis los moldes del horno y dejáis templar, antes de comer.

    Espero que os guste, os aseguro que está muy muy rica.

    Posted by maribel @ 8:43

  • Comments are closed.