• Un poco de todo 11.11.2016

    Estamos en temporada de setas, y no me he podido resistir a proponeros una receta que lleve este ingrediente.

    Es muy sencilla y aunque con setas frescas es lo ideal, porque se aprovechan todos sus sabores, si no tenéis o preparáis este plato en otra ocasión, podéis utilizar las que hay congeladas y que siempre las tenemos a nuestra disposición.

    Yo normalmente, tengo setas en el congelador, y son muy socorridas, para preparar un revuelto o un plato de pasta. Cuando no sabemos que poner para cenar o comer.

    El resto de los ingredientes, pues lo habituales de cualquier hogar.

    Para 4 persona, necesitaréis:

    • 8 huevos
    • 8 chalotas
    • ½ kg de setas
    • Pimienta blanca.
    • Tomillo, orégano.
    • Harina
    • Leche
    • Sal y aceite de Oliva Virgen

    Lo primero es cocer los huevos, poned en una cazuela abundante agua junto con los huevos, y cuando empiece a cocer, dejáis que cuezan 10 minutos.

    Lo siguiente  es empezar con la bechamel. Para ello,  en un cazo antiadherente ponéis aceite y cuando se caliente añadís cuatro  cucharadas soperas de harina y removéis bien para que se rehogue. A continuación incorporáis un vaso de agua de leche y seguís dando vueltas para que no se hagan grumos, y según se va espesando, vais añadiendo leche. Si os quedaran grumos, pasáis la batidora para que se quiten.

    Mientras se cocina la bechamel preparáis el relleno de los huevos. Si las setas son frescas tendréis que limpiarlas con mucho cuidado con un paño húmedo para quitarle toda la tierra. Si optáis por las congeladas, os ahorráis este paso.

    Una vez limpias, las cortáis en tiras finas. Cortáis también las chalotas, y ponéis todo junto a que se cocine en una sartén con un chorro de aceite. Si fueran congeladas, añadid un diente de ajo fileteado. Cuando se haya perdido el agua, salpimentáis.

    Mezcláis y trabajáis la fritada de setas con las yemas de los huevos cocidos . Rellenáis los huevos con la mezcla.

    Echáis por encima de los huevos la bechamel, espolvoreáis el queso rallado y horneáis hasta que se derrita el queso.

    Servid caliente.

    ¡Espero que os guste!

    Posted by maribel @ 20:36

  • Comments are closed.