• Arroces y Guisos 06.04.2016

    Guiso de pollo con quinoa

    Yo la quinoa, la verdad es que no la conocía, hasta que Sandra, mi hija mayor, que es muy de cocina sana, me dijo que se la comprara.

    Luego leí, que tenía muchos nutrientes y muchas proteínas, y además que era muy saludable, así que me dije, pues en vez de hacer el típico guiso de pollo con arroz, voy a hacerlo con quinoa, que tiene un aspecto similar, y así mis seguidores, si no la conocían, lo descubren y si lo conocían, pues les propongo una forma nueva o distinta de cocinarla.

    No tendréis problema en encontrarla en la mayoría de los supermercados, porque está muy de moda.

    El resto de los ingredientes, los típicos de la cocina española. En cuanto al pollo, amí la parte que más me gusta es el contra-muslo, pero si os gusta más la pechuga, pues pechuga. Para gustos colores

    Empezamos con ellos.

    Para 4 personas necesitaréis:

    • 4 contra-muslos
    • 1 zanahoria
    • 1 trozo de pimiento rojo
    • 1 trozo de pimiento verde.
    • 1 trozo de calabacín
    • 1 cebolla
    • Un chorrito de miel
    • 1 vaso de caldo de carne
    • Sal, pimienta y aceite de oliva Virgen

    Lo primero el caldo de carne o pollo, así que si no lo tenéis en el congelador, poned en la olla exprés unos despojos de pollo y cocerlo durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, colar y reservar.

    Mientras se hace el caldo, maceráis con la miel los contra-muslos troceados salados, salpimentados, durante 20 minutos.

    En una cazuela ponéis un chorro de aceite de oliva, y cuando esté caliente rehogáis el pollo. Seguidamente añadís las verduras y dejáis que se vaya haciendo a fuego lento ( en el 4 si la cocina tiene 9 intensidades), durante 30 minutos. Si veis que se seca, vais añadiendo algo del caldo que tenéis. El guiso tiene que quedar meloso.

     Mientras se cocina el pollo, vais cocinando la quinoa. En un cazo ponéis agua y cuando está caliente, incorporáis la quinoa, calculad un puñado y medio por persona. Dejáis que cueza durante 20 minutos, dando vueltas para que no se pegue. Si preferís cocinarlo en la olla exprés, desde que empieza a “silbar” lo dejáis 5 minutos.

    Una vez cocida, retiráis, escurrís y refrescáis, la rehogáis en un poco de aceite y reserváis.

    Cuando ya esté el pollo, servís acompañándolo de la quinoa, o bien mezcláis ésta con el guiso de pollo en la cazuela y servís juntos.

    Espero que os guste.

    Posted by maribel @ 20:55

  • Comments are closed.