• Las verduras congeladas son muy socorridas, te solucionan una cena o una comida en un “plis plas”. Yo suelo tener, sobre todo, espárragos trigueros y guisantes.

    Así que hoy os propongo una receta, cuya base es una de esas verduras.  Es tan rápida, que prácticamente en lo que llegáis a casa y os preparáis para disfrutar del merecido descanso, tenéis preparada la cena.

    En este caso para gratinar utilizo queso ahumado, por ejemplo, queso de Idiazábal, pero si no tenéis lo podéis sustituir por cualquier queso que tengáis a mano. Si tiene algo de sabor, mejor, me refiero a que no sea el típico queso de sándwich, pero si no tenéis, pues nada, usáis el que tengáis.

    Como lo espárragos son congelados se cocinan enseguida, ya que son más blandos que los frescos.

    Bueno, pues ya os doy los ingredientes que son poquitos. No digo cantidades, porque cada uno puede ponerse la cantidad que guste, no es lo mismo para un primer plato que para plato único

    • Espárragos Trigueros
    • Lonchas finas de queso ahumado
    • Aceite de oliva Virgen.
    • Sal gorda.

    En una sartén ponéis un chorrito de aceite y cuando esté caliente incorporáis los espárragos ( si queréis podéis hacerlos cocidos pero no están igual de buenos) Vais dando vueltas para que no se quemen y cuando estén blandos, echáis sal gorda y retiráis.

    Cuando vayáis a comerlo los ponéis en un recipiente que valga para el horno , añadís el queso por encima y gratinás ( si os da pereza, podéis gratinar en el microondas)

    Y a continuación servís caliente y a comer

    Posted by maribel @ 9:21

  • Comments are closed.