• Ya estamos instalados en el verano, que nos lo digan sobre todo a los de la zona centro de la Península, que ya hemos soportado 2 o 3 olas de calor, y las que nos quedan

    Cuando llega esta época, cocinar lo que se dice cocinar, empieza a apetecer menos, además de por el calor, también por el menos tiempo que tenemos para dedicarnos a ello, debido a que pasamos más tiempo en la calle disfrutando de paseos, playas, piscinas, excursiones por el campo…. Vamos lo que cada uno quiera hacer en cada momento, pero que nos quita tiempo para dedicar a otros menesteres.

    Por eso a partir de ahora, os propondré recetas menos elaboradas, pero no por ello menos apetecibles.

    Entre ellas está la socorrida y clásica ensalada de pollo , que en cada casa se elabora con diferentes ingredientes, y en la mía la cocinamos con los que a continuación os detallo. Os la presento con una salsa rosa secillita, pero los que queráis hacer dieta, podéis sustituirla por aceite, que tampoco queda mal.

    Necesitaréis

    • 1 pechuga de pollo
    • Lechugas variadas
    • Jamón de york
    • Queso fresco
    • Pasta de colores (lazos, pajaritas…..)
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva virgen
    • Ketchup
    • Sal

    Lo primero es pedir al pollero que os deshuese la pechuga y le quite la piel.

    Troceamos la pechuga en tiras y la cocináis a la plancha en una sartén con una gota de aceite.

    Mientras se hace el pollo, en una cazuela, con abundante agua salada y cuando comience a hervir, cocéis la pasta de colores, en cada casa la que más les guste. Calculad como un puñado y medio por persona. Dejad cocer unos 10 o 15 minutos.

    Después hacéis una salsa mayonesa, para ello en el vaso de la batidora ponéis un huevo ,1/2 vaso de aceite de oliva y sal para realizar la mayonesa. Hasta que no esté ligado todo el aceite no mováis el brazo de la batidora, ya que si no se os puede cortar. Si veis que no está muy espesa, podéis añadir un poco más de aceite, poco a poco , mientras batís. A mí la mayonesa me gusta más con aceite de oliva virgen pero si creéis que queda un poco fuerte para vuestro gusto la podéis hacer con aceite de oliva refinado o con aceite de girasol.

    Para hacer la salsa rosa, lo único que tenéis que hacer es mezclar la mayonesa con un poco de kétchup

    Una vez preparado todo emplatáis, para ello ponéis una base de la pasta cocida, encima echáis el pollo, el jamón york cortado en tiras, el queso fresco también e trozos y la mezcla de lechugas, salseáis con la salsa rosa y ya tenéis un completo plato, tanto para comer como para cenar, para estos calurosos días que nos esperan

    Posted by maribel @ 13:17

  • Comments are closed.