• Un poco de todo 30.03.2016

    Croque monsieur

    Los que sois de mi generación, incluso más jóvenes y de Madrid, seguro que recordáis los deliciosos Croques Monsieur que hacían en el VIPS. Y digo recordáis, porque no sé la razón por la cual,  los han retirado de la carta. Era uno de mis favoritos y la verdad que uno de los mejores que he probado, después de uno que comí en un hotel en Madeira a eso de la 1 de la madrugada, después de un vuelo horroroso y acompañado de una copa de Mateus Rosé. Aunque la verdad en este caso, no sé si me supo tan bueno, porque realmente lo estaba o porque estaba muerta del hambre.

    Los ingredientes son muy usuales en cualquier frigorífico y despensa, lo que lo hace ideal para la hora de la cena cuando no sabemos que hacer.

    Como lleva bechamel, seguro que a los pequeños de la casa les va a encantar.

    Los ingredientes para cada sándwich son:

    • 2 lonchas de jamón York
    • 1 loncha de queso de sándwich
    • Queso rallado para gratinar
    • 2 rebanadas de pan de molde
    • 3 champiñones (esto es opcional)
    • 1 cucharada de harina
    • Leche
    • Sal
    • Aceite de Oliva Virgen

    Si le vais a poner champiñón (el auténtico no lo lleva pero el del VIPS si lo llevaba), lo primero es cocinarlo. En una sartén ponéis una pequeña cantidad de aceite y añadís un poco de guindilla. Cuando empiece “a bailar” la guindilla la retiráis e incorporáis los champiñones fileteados y salados. Cuando estén cocinados retiráis y reserváis.

    Poned a precalentar el horno

    Mientras vais cocinando la bechamel. En un cazo antiadherente, ponéis una pequeña cantidad de aceite, y cuando esté caliente añadís una cucharada sopera de harina por sándwich, y removéis bien con las varillas para que se rehogue. Cuando ya lo esté incorporáis la leche y continuáis dando vueltas para que no se haga grumos. Tenéis que hacerla un poco espesa. La bechamel tarda en hacerse unos 20 minutos más o menos. De todas formas para saber si está hecha, inclinar un poco la cacerola y si se desprende del fondo , es que ya está.

    Cuando esté cocinada, dejáis que se temple.

    Untáis una rebanada con la bechamel , encima ponéis una loncha de  jamón de york, luego una de queso y finalizáis con otra de jamón york. Untáis la otra rebanada con la bechamel y formáis el sándwich.

    Cuando hayáis terminado de untar, mezcláis los champiñones con el resto de la bechamel. Y se la añadís al sándwich por encima, espolvoreáis el queso rallado, y lo metéis en el horno para que se gratine.

    Sacáis del horno y a cenar. No me digáis que no es irresistible. Como os he dicho al principio acompañadlo, si podéis, de una copa de Mateus Rosé. ¡Bon apetite!

    Posted by maribel @ 21:51

  • Comments are closed.