• Arroces y Guisos 25.05.2017 Comentarios desactivados en GUISO DE PATATAS CON RAPE

    Es complicado encontrar una receta de guiso con estos calores que ya tenemos. Pero si son de pescado, parece que no, pero son más ligeros, con lo cual se pueden comer en cualquier época del año.

    Al principio lo iba a poner en la categoría de pescados, pero al final me he decantado por los ricos guisos.

    La base es un pescado, que para mí es de los más deliciosos, el rape. Además como no tiene espinas, es ideal para los que tengáis “peques” en casa o no tan “peques”, porque seguro que hay más de uno que conoce a adultos hechos y derechos que tienen pánico a los pescados por las espinas.

    El resto de los ingredientes de los facilitos.

    Sin más rollo empiezo.

    Necesitaréis, como siempre para 4 personas:

    • ¾ de rape
    • 1 vaso de vino blanco
    • Caldo de pescado
    • 3 patatas medianas
    • 1 cebolleta.
    • 4 dientes de ajo
    • 1 cayena
    • Prejil picado
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    Lo primero es hacer el caldo de pescado, si no lo tenéis congelado claro. Para ello cocéis cabezas y espinas de pescado, si son de rape mejor,  y unas hojitas de laurel. De vez en cuando quitáis la espuma.

    Una vez cocinado empezamos con la receta de hoy.

    En una cazuela grande y plana, se pone un generoso chorro de aceite y sofreís la cebolleta muy picadita, junto con la cayena y el ajo fileteado. La cayena retiradla enseguida para que no pique mucho luego el guiso.

    Mientras se pocha, vais cortando las patatas peladas, en rodajas de como 1 centímetro, y cuando esté transparente la cebolleta las incorporáis a la cazuela., añadís el vino y dejáis que se evapore.

    A continuación vertéis al caldo de pescado cubriendo las patatas. Sazonáis y dejáis que se haga a fuego lento durante media hora. Es probable que a lo mejor tengáis que ir añadiendo algo de caldo de pescado para que no se quede seco. Tened en cuenta que el guiso no es seco

    Cuando las patatas ya estén blanditas, espolvoreáis perejil picado e incorporáis los trozos de rape sazonados dejándolos que  se hagan entre 5 o 6 minutos por cada lado, en función del grosor.

    Una vez cocinado reserváis el rape, ligáis la salsa moviendo la cazuela y  servís, colocando el pescado por encima

    Y ahora solo queda comerlo.

  • Arroces y Guisos 13.04.2017 Comentarios desactivados en OSSOBUCO

     

    Aunque estos días está haciendo un tiempo estupendo, no creáis que va a seguir siempre así, como dice el refrán, hasta el 40 de mayo no te quites el sayo.

    Así que he pensado, que porque no poner un guiso para estos días.

    Además como estaremos de vacaciones, es muy socorrido, porque lo podemos dejar hecho y a la hora de la comida, solamente tendréis que calentar.

    Otra ventaja, es que si sobra, podéis congelarlo y tenerlo listo para otro día. Y otra más, es que seguro, seguro, que les gusta a todos los miembros de la familia, sin excepción.

    Las setas que se necesitan, podéis utilizarlas congeladas, en esta época, no se encuentran  frescas

    Sin más empiezo ya con los ingredientes, como siempre para 4 personas, pero si sois más, pues añadid más de forma proporcional.

    • 4 Ossobucos
    • Harina
    • 2 cebollas
    • 1 puerro.
    • 150 gramos de zanahorias.
    • 2 dientes de ajo.
    • 250 gramos de setas variadas
    • 1 vaso de vino
    • ½ l de caldo de carne.
    • Sal, pimienta
    • Aceite de oliva Virgen.

    Lo primero el caldo, ya sabéis que si no lo tenéis en el congelador, tendréis que prepararlo.  Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    Decidle al carnicero que os realice unos cortes en los nervios de la carne, para que no se encoja mucho. La pasáis por harina, y la freís en una sartén con aceite. Reserváis.

    En ese mismo aceite, sofreís la cebolla cortada muy finita junto con el ajo.

    Cuando todo esté un poco doradito, añadís la carne , las zanahorias peladas y troceadas y las setas tal cual vienen en el paquete, no hace falta descongelarlas. Vetéis el vino y el caldo, tapáis, y dejáis que se haga todo a fuego lento durante 1 y ½ hora , más o menos, hasta que la carne esté blandita. .Si fuera necesario, añadís un pelín más de caldo, a lo largo de la cocción.

    Retiráis del fuego, y dejáis reposar 5 minutos, y ya tenéis un rico guiso para disfrutarlo estos días de vacaciones.

    ¡Que descanséis y os divirtáis!

  • Arroces y Guisos 02.02.2017 Comentarios desactivados en JUDIAS ROJAS

    Entiendo que pensáis que , a lo mejor, soy un poco pesada por colgar otra receta de un plato de cuchara, cuando hace 15 días puse una. Pero con estos fríos, me da la sensación de que es lo que más apetece.

    Alguna vez os he comentado, que la familia de mi marido, es de Navarra, y allí es muy típica la legumbre que os propongo. Para cocinarla he utilizado las que vienen ya pre-cocidas y la verdad es que nunca había probado las legumbres así y tengo que decir que quedan muy buenas, y no os cuento el tiempo que os quito.

    El secreto está en hacer un buen fondo y luego cocinarlas en ella.

    Esta vez me he saltado la dieta y he añadido algo de cerdo, que en la mayoría de las recetas de legumbres que pongo lo evito. Lo único que tenéis que hacer es realizar un poco más de ejercicio el día que decidáis preparar la receta de hoy.

    Para terminar, y como pasa en la mayoría de las propuestas que os hago, si sobra, lo congeláis. Cuando decidáis comerlas de nuevo, si están muy espesas, con añadir un poco de caldo o en su defecto agua, problema solucionado

    Empiezo con los ingredientes.

    • 400grs de alubias rojas pre-cocidas
    • 1 Morcilla
    • 1 Chorizo fresco
    • ½ pata de cerdo
    • 1 Punta de jamón.
    • ½ cebolla
    • 2 dientes de ajos
    • Laurel
    • Pimentón de la Vera
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Sal

    Como ya os he dicho, con las judías pre-cocidas os evitáis tenerlas que poner en remojo el día anterior. Por lo tanto empezáis directamente con preparar el caldo, que evidentemente lo podéis hacer cualquier otro día y congelarlo.

    En la olla exprés ponéis agua, junto con la punta de jamón y la pata de cerdo. Lo dejáis cocer por lo menos 30 o 40 minutos desde que la válvula empiece a silbar.

    Pasado este tiempo retiráis del fuego y reserváis.

    Cuando vayáis a cocinar las judías, en una cazuela las ponéis junto con el chorizo, la cebolla picada, los dientes de ajos, el laurel, la morcilla y el chorizo. Cubrís con parte del caldo que teníais reservado y ponéis a cocer a fuego lento durante 20 minutos, hasta que estén tiernas.

    A continuación hacéis un sofrito de pimentón en aceite y lo añadís. Dejáis que haga “chup chup” durante 5 minutos más, y ya tenéis un rico guiso para estos días de invierno.

  • Arroces y Guisos 19.01.2017 Comentarios desactivados en LENTEJAS

    El otro día, cuando dábamos nuestro paseo de todos los martes una amiga y yo, hablábamos de lo ricos que están los platos de cuchara, sobre todo en estos días en los que ya aprieta el frio. ¡Qué gusto da ese olor tan agradable!

    Y entonces me dije, pues la semana que viene les propongo este guiso tan español.

    En mi casa cuando pongo lentejas, las hago light, que luego dicen que engordan las legumbres. Pero si os queréis saltar la dieta,  añadís un poco de chorizo y un poco de tocino, y ya te puede dar algo.

    Si os pasa como en mi familia, que a mi hija la pequeña no le gustan, haciéndoselas en crema, no protestan tanto.

    Para mi gusto la mejor lenteja es la castellana, pero también están las francesas, para gusto, colores.

    A mí me parece, que si las ponéis de plato único os soluciona de una manera muy sencilla la comida. Y si sobra, ya sabéis al congelador.

    La cantidad de lentejas os la doy por puñados, porque no todos tienen un peso en casa

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    • 6 puñados de lentejas
    • 400 grs de falda de ternera
    • 1 contra-muslo de pollo
    • 2 patatas
    • 1 zanahoria
    • ½ tomate
    • 1 hoja de laurel
    • Aceite de oliva virgen
    • 1 diente de ajo, 1 trocito de pimiento verde
    • ½ cucharadita de pimentón de la Vera

    Como pasa con todas las legumbres, hay que ponerlas en remojo 8 horas. Así que ya sabéis.

    Tenéis que saber, que las lentejas, se cuecen muy rápido, con lo cual la carne sería conveniente que la cocieseis con antelación, ya que si no os podría quedar muy dura y luego no hay quien la coma. Además tenéis que tener en cuenta, que las lentejas, tienen que ponerse en agua fría, así que lo mejor es cocer la carne, el día anterior.

    En la olla exprés ponéis las lentejas, e incorporáis el contra-muslo sin piel, las patatas chascadas, la zanahoria, el tomate y el pimiento troceados, el diente de ajo y la hoja de laurel. Cubrís con el caldo y añadís la carne y si os saltáis la dieta el chorizo y el trozo de tocino, y también la sal, claro

    Lo dejáis cocer todo durante 5 minutos desde que empiece a silbar la válvula.

    Cuando ya esté todo cocido, destapáis. En una sartén ponéis un chorrito de aceite y cuando esté caliente, retiráis y añadís el pimentón y lo incorporáis al guiso. Dejad que se cocine todo a fuego lento durante 10 minutos con la olla destapada, para que se mezclen todos los sabores. Si os hubiese  quedado muy  espeso podéis añadir un poco de caldo si os ha sobrado o en su defecto agua.

    Y ya solo queda, comérselas y disfrutarlas. ¡Qué ricas las lentejas!

  • Arroces y Guisos 22.12.2016 Comentarios desactivados en FIDEOS CON CARABINEROS

    La receta que os propongo hoy es muy fácil de cocinar, aunque creo que me costará un poco explicarla pero espero conseguirlo. Tiene muchos pasos, pero todos sencillos.

    Os aseguro que va a ser una de las recetas estrella de mi blog porque no sabéis lo rica, rica que está, tiene un sabor espectacular.

    Se la debo a la tradición familiar de un amigo mío de la carrera que me la pasó, en concreto a su abuela, así que este es un homenaje a esas recetas que pasan de generación en generación en muchas de nuestras familias. De hecho yo aquí os he presentado algunas que han sido tradicionales en mi familia, y que espero que mis hijas las sigan conservando.

    He tuneado la receta un poco añadiendo azafrán, que a mí me parece que le da un sabor exquisito a todos los arroces con base de pescado. Espero que mi amigo me perdone

    Me parece ideal para la comida de Navidad y os digo el porqué, primero porque está deliciosa, segundo porque es fácil de cocinar y tercero porque parte de ella la podéis cocinar con antelación y en el último momento añadir los fideos y ya está.

    Las cantidades, como siempre son orientativas, por ejemplo, los carabineros os digo que pongáis 16, pero es que los que compré no eran muy grandes, y los fideos igual, todo depende de lo que coman en vuestra casa

    Empiezo ya con los ingredientes porque como la explicación es un poco larga, no quiero aburriros más.

    Para 4 personas necesitaremos:

    • 400 grs de fideo gordo de fideua.
    • 16 carabineros 
    • Fumet de pescado
    • 1 tomate pequeño
    • 1 cebolleta
    • 1 pimiento verde
    • Perejil fresco
    • 1 vaso de vino blanco
    • 1 vaso de cognac
    • Aceite de Oliva Virgen Extra
    • Sal

    Como en todas las recetas que llevan caldos como base, lo primero es prepararlo. Para ello cocéis cabezas y espinas de pescado, si son de rape mejor,  y unas hojitas de laurel. De vez en cuando quitáis la espuma.

    Reservad un carabinero entero por persona. El,  resto los peláis y reserváis las colas que cortaréis en dos o tres trozos en función del tamaño.

    Las cáscaras y las cabezas, extrayendo bien el jugo de éstas, las ponéis a cocer junto con el vino y el perejil picado, durante 5 minutos. Pasado este tiempo, añadís el cognac, flambeáis y esperáis a que se apague. Reserváis una de las cabezas y coláis el caldo.

    Mientras se hace la cocción anterior, preparáis el sofrito con el aceite,  el tomate, la cebolleta y el pimiento verde.

    Cuando ya lo tengáis hecho lo mezcláis con el caldo y la cabeza de carabinero reservada y trituráis en la batidora, obteniendo una especie de puré

    Como veis, todo esto lo podéis preparar con antelación y tenerlo reservado para el momento en que queráis cocinar la pasta.

    Espero que se haya entendido bien todo.

    En la paellera, ponéis 1 dedo de fumet y cuando empiece a cocer añadís el puré que tenéis reservado. Cuando esta mezcla empiece a cocer, añadís los fideos y los carabineros pelado que teníais reservados. Cubrid con algo más de fumet  caliente, si fuese necesario. La receta tiene que quedar melosa ( si optáis por poner el azafrán este es el momento de añadirlo mezclado con fumet). 2 minutos antes de que esté cocida la pasta, incorporáis los carabineros enteros. Rectificar la sal si fuese necesario.

    Y ya solo queda disfrutar de esta excelente receta.  Os aseguro que está muy rica.

    ¡Felices Fiestas a todos!.

  • Arroces y Guisos 11.05.2016 Comentarios desactivados en MANITAS DE CORDERO

    La casquería es la auténtica olvidada en la mayoría de las cocinas españolas, quizás porque nos creamos que lleva mucho tiempo elaborarla, quizás porque nos da un poco de “repelus”, quizás porque nos cuesta encontrar casquería en los mercados o supermercados, o quizás, simplemente, porque nunca la hemos probado. Así que me he dicho, voy a proponer una que es sencilla y con la cual si me hacéis caso y la cocináis os vais a chupar los dedos.

    Además la podéis preparar con anterioridad y si os sobran las podéis congelar, así que perfecto.

    Se la voy a dedicar a mi primo Jesús Miguel , que seguro, que cuando la lea se anima a cocinarla, porque me consta que le gusta o le gustaba cocinar y además era uno de sus platos favoritos. Espero que sea verdad lo que pienso y se prepare este exquisito plato.

    En cuanto a los ingredientes, lo más complicado es encontrar las manitas. En muchos mercados las tienen, además las venden limpias, con lo cual, trabajo, lo justo. El resto facilito de encontrar.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    • ¾ Kg de manitas de cordero
    • 1 Cebolla
    • 2 dientes de ajo
    • 2 hojas de laurel
    • Salsa de tomate
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    Empezamos ya.

    Si no tenéis, salsa de tomate ya sabéis que os toca hacerla ( puedes utilizarla de bote pero no queda igual). Yo la cocino con tomate de bote pelado . Pones en una cazuela un poco de aceite y cuando ya está caliente lo retiras y lo dejas enfriar , después añades los dos botes con el agua que traen . Lo tienes que hacer con el aceite frío ya que si no te podrías quemar al añadir los tomates .

    Lo tienes cocinando unos 40 minutos dándole vueltas de vez en cuando . Pasado este tiempo lo pasas por el pasapuré. Te digo por el pasapuré y no por la batidora porque me parece que queda mejor como más natural. Si ha quedado un poco líquido lo puedes poner otra vez al fuego para que espese. Esta salsa la puedes hacer cualquier día y guardarla en el frigorífico para cuando la vayas a utilizar. Es muy socorrido tener salsa de tomate .

    Mientras se cocina el tomate, en la olla exprés, ponéis agua con sal y añadís la cebolla pelada y cortada en cascos, los dientes de ajo pelados y las hojas de laurel, incorporáis las manitas y cerráis la olla, cuando empiece a “silbar” lo dejáis cocer unos 25 minutos, todo depende de la dureza de las manitas, estarán en su punto cuando las pinchéis con un tenedor y estén blanditas.

    Una vez cocinadas, escurrís y las rehogáis en un poco de aceite caliente en una cazuela. Como las manitas tienen mucha gelatina, tendréis que dar vueltas para que no se peguen. A continuación añadís el tomate, la cantidad en función de cómo os gusten.

    Y ya tenéis un delicioso plato, que hará las delicias de todos. Ya me lo diréis.

     

     

  • Arroces y Guisos 06.04.2016 Comentarios desactivados en GUISO DE POLLO CON QUINOA

    Yo la quinoa, la verdad es que no la conocía, hasta que Sandra, mi hija mayor, que es muy de cocina sana, me dijo que se la comprara.

    Luego leí, que tenía muchos nutrientes y muchas proteínas, y además que era muy saludable, así que me dije, pues en vez de hacer el típico guiso de pollo con arroz, voy a hacerlo con quinoa, que tiene un aspecto similar, y así mis seguidores, si no la conocían, lo descubren y si lo conocían, pues les propongo una forma nueva o distinta de cocinarla.

    No tendréis problema en encontrarla en la mayoría de los supermercados, porque está muy de moda.

    El resto de los ingredientes, los típicos de la cocina española. En cuanto al pollo, amí la parte que más me gusta es el contra-muslo, pero si os gusta más la pechuga, pues pechuga. Para gustos colores

    Empezamos con ellos.

    Para 4 personas necesitaréis:

    • 4 contra-muslos
    • 1 zanahoria
    • 1 trozo de pimiento rojo
    • 1 trozo de pimiento verde.
    • 1 trozo de calabacín
    • 1 cebolla
    • Un chorrito de miel
    • 1 vaso de caldo de carne
    • Sal, pimienta y aceite de oliva Virgen

    Lo primero el caldo de carne o pollo, así que si no lo tenéis en el congelador, poned en la olla exprés unos despojos de pollo y cocerlo durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, colar y reservar.

    Mientras se hace el caldo, maceráis con la miel los contra-muslos troceados salados, salpimentados, durante 20 minutos.

    En una cazuela ponéis un chorro de aceite de oliva, y cuando esté caliente rehogáis el pollo. Seguidamente añadís las verduras y dejáis que se vaya haciendo a fuego lento ( en el 4 si la cocina tiene 9 intensidades), durante 30 minutos. Si veis que se seca, vais añadiendo algo del caldo que tenéis. El guiso tiene que quedar meloso.

     Mientras se cocina el pollo, vais cocinando la quinoa. En un cazo ponéis agua y cuando está caliente, incorporáis la quinoa, calculad un puñado y medio por persona. Dejáis que cueza durante 20 minutos, dando vueltas para que no se pegue. Si preferís cocinarlo en la olla exprés, desde que empieza a “silbar” lo dejáis 5 minutos.

    Una vez cocida, retiráis, escurrís y refrescáis, la rehogáis en un poco de aceite y reserváis.

    Cuando ya esté el pollo, servís acompañándolo de la quinoa, o bien mezcláis ésta con el guiso de pollo en la cazuela y servís juntos.

    Espero que os guste.

  • Arroces y Guisos 05.02.2016 Comentarios desactivados en GUISO DE CARNE AL VINO OLOROSO

    Con estos rigores del invierno, lo que más apetece, es un guiso calentito, con su salsa, en la cual se pueda “mojar” el pan.

    Los de carne, son muy socorridos, además aunque llevan patata y ya sabéis que la patata cocinada se “reviene” si no se come al momento, como se la deja con la salsa, no le pasa nada, con lo cual lo podéis cocinar con antelación y luego calentarlo. No sé en vuestras casa, pero en la mía los días de diario, cada uno comemos a una hora, con lo cual tengo que tirar de recetas, que se puedan ir calentando según se vaya llegando a casa y esta es una de ellas.

    A mí para los guisos de carne, me gusta más la ternera blanca, más que nada porque es más tierna y no queda dura, pero si no la conseguís, lo único que tenéis que hacer es tenerla más tiempo cociendo, y problema solucionado. En cuanto a la pieza, la mejor es la aguja, es la más sabrosa.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    • 700 gramos de aguja de ternera blanca
    • 50 gramos de tomate frito
    • 2 dientes de ajos
    • ¼ de cebolla
    • 1 vaso de vino oloroso
    • 2 vasos de caldo de carne
    • 75 gramos de bacón en tiras
    • 150 gramos de zanahorias
    • ¼ de Kilo de Champiñón
    • ½ Kilo de patatas pequeñas
    • Sal
    • Aceite de oliva Virgen

    En la olla exprés, ponéis a calentar un buen chorro de aceite, y cuando esté caliente, doráis la carne que previamente habéis troceado.

    Cuando ya esté doradita , añadís, los dientes de ajo, la cebolla muy picadita  el tomate y el bacón, y dejáis que todo se rehogue a fuego lento unos 5 minutos.

    Seguidamente incorporáis el vino, y subís el fuego para que se evapore el alcohol, cuando se ha evaporado, ponéis el caldo, bajáis el fuego y tapáis la olla y dejáis cocer 5 minutos desde que la válvula empieza a “silbar”. Pasado el tiempo, retiráis y reserváis

    Mientras se hace la carne, en una sartén ponéis un poco de aceite y vais friendo, por partes, las patatas, las zanahorias y el champiñón. Si las patatas y las zanahorias, son grandes, las torneáis antes de cocinar para que queden como si fueran de tamaño baby, que queda más bonita la presentación del guiso. Si os da pereza no hace falta que hagáis este paso, eso sí las patatas siempre tronchadas, no partidas, para que suelten mejor el almidón y quede la salsa, más espesita.

    Una vez que la guarnición ya la tenéis cocinada, la incorporáis al guiso y dejáis que todo se cocine a fuego lento durante 10 minutos con la olla destapada.

    Dejáis reposar 5 minutos y servís

    La verdad es que queda riquísimo, ya me diréis.

  • Arroces y Guisos 30.12.2015 Comentarios desactivados en GUISO DE CHIPIRONES CON ARROZ

    Hoy os presento una receta deliciosa, fácil de cocinar y que hará las delicias, sobre todo, de los más pequeños y como la semana que viene  es su gran día, pues dedicada a ellos va, que seguro que hay algunos que también me siguen.

     Tiene los ingredientes estrella, que les encantan : chipirones( o en su defecto calamares) y arroz.

    Es ideal, tanto para come como para cenar, y los que tengáis niños comiendo en el colegio, es muy completa, dietéticamente. Cuando sepáis que la comida del cole, no ha sido del agrado de ellos, cosa que ocurre con mucha frecuencia, y os lo digo con conocimiento de causa,  ya que comí durante muchos, muchos, años en el colegio, pues ya sabéis cocináis la receta de hoy

    Yo, lo preparo con chipirones, pero de los de verdad, no esos que venden que vienen ya limpios, y que para mi gusto, saben un poco fuertes. Si no los encontraseis, los podéis sustituir por calamares, que para el caso es lo mismo.

    En cuanto a arroz, el tipo bomba, me parece el mejor.

    Los ingredientes que necesitaréis, para 4 personas, son:

    • 600 grs de chipirones
    • ½ pimiento verde
    • ¼ de pimiento rojo
    • ½ cebolla
    • 1 diente de ajos
    • 2 hoja de laurel
    • 200 grs de arroz
    • 1 vaso de coñac
    • 1 vaso de agua
    • Aceite de oliva Virgen

    Lo primero es limpiar los chipirones, quitándoles toda “la telita” que tienen y dándoles la vuelta para que se limpien bien por dentro.

    Una vez limpios, los cortáis en rodajas o si son de los pequeñitos enteros, y lo ponéis salados, en la olla exprés con un chorrito de aceite para que se doren. Aprovechad también las patitas, que están muy ricas.

    Mientras se dora, picáis finamente las verduras y las incorporáis, junto con el laurel, para que se rehogue todo junto.

    Cuando todo está bien mezclado, añadís el coñac y el agua y cerráis la olla, dejando cocer 20 minutos desde que empieza a “silbar”.

    Mientras se cuece, en otra olla ponéis abundante con sal agua con la otra ramita de laurel  y cuando esté caliente, incorporáis el arroz y dejáis que se cueza 7 minutos si lo hacéis en olla exprés o 20 si lo hacéis en cazuela.

    Cuando esté el arroz, escurrís, laváis, y rehogáis en una sartén con una gotita de aceite.

    Una vez cocido los chipirones, destapáis la olla y dejáis que se haga a fuego lento otros 7 minutos.

    Emplatáis junto con el arroz, y   ya solo queda comer y disfrutar del día. Espero que os traigan muchas cosas los Reyes Magos, seguro que os las merecéis. Y también que tengáis una buena salida y entrada de año

     

  • Arroces y Guisos 23.09.2015 Comentarios desactivados en GUISO DE PULPO

    Entramos en otoño, aunque parezca mentira con estas temperaturas tan estupendas que estamos teniendo. Y entramos en la estación en la que empezamos a cocinar esos guisos tan típicos de la cocina española.

    Así que no me he podido resistir a proponeros este rico guiso de pulpo, que seguro,  seguro, que os va a gustar, si sois fans de este exquisito cefalópodo. Si no es así, por supuesto os excuso, aunque sería un buen momento para que os aficionarais  a él.

    Los ingredientes, son los típicos de la cocina española. En cuanto al ingrediente principal, el pulpo claro, os recomendaría que lo comprarais del que venden cocido, y así lo cocináis en un “plis plas”.

    Para 4  personas, necesitaréis:

    ‒        ¾ de pulpo cocido

    ‒        1 cebolleta

    ‒        8 patatas medianas

    ‒        1 trozo de pimiento rojo

    ‒        3 Dientes de ajo

    ‒        1 cucharadita de pimentón dulce.

    ‒        Aceite de oliva Virgen

    ‒        Sal

    En la olla exprés ponéis un chorro de aceite, cuando esté templado incorporáis la cebolleta cortada finamente en juliana. Dejáis que se vaya pochando a fuego lento, como se si caramelizara.

    Mientras cortáis el pimiento rojo en tiras , el ajo lo fileteáis y la patatas las peláis y las cascáis, para que suelten bien el almidón y espese la salsita. Cuando la cebolla esté ya medio cocinada añadís el resto de las verduras. Rehogáis todo junto con el pimentón, dando vueltas para que este no se queme y cubrís con agua. Cerráis la olla y cuando empiece a silbar, dejáis cocer 5 minutos.

    Mientras se cuece la patata, cortáis en rodajas de 1 cm más o menos el pulpo y lo salteáis un poco en una sartén con aceite. Reserváis.

    Abrís la olla e incorporáis el pulpo, dejando que todo se cocine a fuego lento con la olla destapada, durante 10 minutos, para que se mezclen los sabores. Si está espeso el guiso, podéis añadir un poco de agua

    Pasado este tiempo, y si la patata ya está blanda, retiráis y dejáis reposar.

    Servid y a comer.

    Espero que los que no sois mucho de pulpo, con este guiso consigáis serlo.

  • Arroces y Guisos 01.07.2015 Comentarios desactivados en GUISO DE CARNE CON RIGATONI Y GUISANTES

    Estaréis conmigo que es complicado hacer guisos en verano, pero el que hoy os escribo es de los guisos ”fresquitos” y poco contundentes, con lo cual puede ser ideal para los rigores del verano.

    Ya sabéis que me gusta y alternando cada uno de las categorías de platos que pongo y evidentemente en esta temporada también me toca poner guisos.

    Si os cuesta trabajo encontrar los rigatoni, los podéis sustituir por los  macarrones de toda la vida, que harán la misma función, la única misión de los rigatoni, es darle un poco más de, digamos, glamur al plato.

    En cuanto a la carne, os recomiendo que uséis ternera blanca, a poder ser de la parte de la aguja, que al ser más tierna se hace antes y queda más jugosa.

    Si la cocináis con antelación podéis guardar por un lado la carne estofada y por otro la pasta, más que nada para que no se quede sin salsa. Cuando vayáis a servir dais un golpe de calor a todo y mezcláis.

    Para 4 personas necesitaréis:

    ‒        650 grs de ternera blanca

    ‒        55 ml de Aceite de oliva Virgen

    ‒        1 cucharada de harina de maíz o de trigo

    ‒        675 ml de caldo de carne, pollo o verduras.

    ‒        125 ml de vino tinto

    ‒        1 cucharada de orégano

    ‒        ½ cucharada de albahaca

    ‒        1 hoja de laurel

    ‒        1 cebolleta

    ‒        1 trozo de pimiento rojo

    ‒        1 trozo de pimiento verde

    ‒        250grs de rigatoni.

    ‒        150 grs de guisantes.

    ‒        Sal y pimienta

    Lo primero que tenéis que hacer es el caldo, si no lo tenéis en el congelador, claro. Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    En una sartén, ponéis el aceite, salpimentáis la carne y la doráis, añadiendo la harina para que luego la salsa quede espesita.

    Una vez dorada, añadís las verduras troceadas junto con el laurel, la ponéis en la olla exprés, la cubrís con el caldo y el vino tinto, y dejáis cocer unos 5 minutos, después de que empiece a silbar la válvula. Transcurrido ese tiempo, destapáis y dejáis que se haga a fuego lento durante otros 10 minutos, hasta que espese la salsa y quede la carne tierna. Separáis la carne y  pasáis la salsa con la batidora y luego coláis por el chino. Mezcláis de nuevo la carne con la salsa e incorporáis los guisantes y dejáis cocer todo durante 5 minutos para que se termine de cocinar la carne y los guisantes. Si son de bote los dejáis cocer  2 minutos.

    Cocéis la pasta en abundante agua salada durante 10 o 12 minutos, dependiendo de cómo os guste.

    Para presentar el plato de hoy, ponéis, en el fondo de un plato hondo la pasta, se cubre con los guisantes y después incorporáis la carne.

    ¡Espero que os guste!

  • Arroces y Guisos 06.05.2015 Comentarios desactivados en ARROZ CON COSTILLAS DE CERDO ADOBADAS
    Arros con costillas de cerdo adobadas

    Arros con costillas de cerdo adobadas

    Lo  que tiene el arroz es que está bueno con todo lo que se cocine, y además está bueno en cualquier temporada, da lo mismo que haga frío o calor, un plato de arroz siempre apetece.

    Este que os propongo me recuerda mucho a mi niñez, porque en mi casa lo cocinaban mucho, sobre todo, cuando hacían la matanza en la casa familiar que tenemos en Sanabria. Que rico estaba con esas costillas de cerdo adobadas y ahumadas en la chimenea que hay en la cocina de la parte de abajo, junto con los chorizos, los salchichones, los botillos….

    Comprendo que en las ciudades y pueblos, hoy día es un poco complicado encontrar ese tipo costillas, pero las que tienen en cualquiera de las carnicerías en las que compramos habitualmente, también dan un buen sabor al arroz.

    Si podéis, cocinadlo con un buen caldo de carne, de ese que os digo tantas veces que debéis tener en el congelador, os aseguro que realza mucho el sabor.

    El resto de los ingredientes, los habituales de la cocina española.

    Utilizad una cazuela ancha y de diámetro bajo, para que la capa de arroz sea fina y se cocine mejor o también lo podéis hacer en una cazuela de barro.

    Necesitaréis para 4 personas:

    ‒        ¾ kg de costillas de cerdo adobadas

    ‒        350 grs de arroz bomba

    ‒        ¾ l de caldo carne

    ‒        ½ cebolla

    ‒        1 trozo de pimiento rojo

    ‒        1 trozo de pimiento verde

    ‒        2 dientes de ajo

    ‒        Sal, Aceite de oliva Virgen.

    En la cazuela, ponéis una buena cantidad de aceite, y cuando esté caliente incorporáis las costillas dejándolas que se rehoguen poco a poco a fuego lento.

    Poned a calentar el caldo de carne

    Mientras se va cocinando, troceáis muy menudito la cebolla, los pimientos y el ajo y lo añadís a la costilla cuando esté ya rehogada.

    Dejad que se vaya  haciendo todo a fuego lento, dando vueltas de vez en cuando.

    Pasados 10 minutos echáis el arroz y a continuación el caldo  caliente y dejáis cocer durante 20 minutos hasta que el arroz esté en su punto.

    El guiso debe quedar un poco caldoso, así que si veis que se seca mientras se está cocinando podéis añadir algo más de caldo o agua.

    Dejad reposar durante 5 minutos tapando la cazuela con un paño, y servid.

    Espero que os guste y haga las delicias de todos vosotros.

  • Arroces y Guisos 18.03.2015 Comentarios desactivados en VERDINAS CON ALMEJAS
    Verdinas con almejas

    Verdinas con almejas

    No se a vosotros pero a mí junto con la pescadería , uno de los puestos que más me gustan en los mercados o supermercados es el de las cestas de las legumbres. El otro día me acerqué a comprar unas y vi las que os propongo hoy. Pensando como cocinarlas, se me vino a la cabeza que con almejas estarían buenísimas.

    Así que las cociné y hoy os las traigo. Además como han vuelto de nuevo los fríos y las lluvias más propias del invierno que ya finaliza, que de la primavera que en nada se instala entre nosotros, pues seguro que también a vosotros os apetece y os animáis a cocinarlas.

    Como la mayoría de los platos de legumbres, es fácil de cocinar y el único secreto es tener una buena materia prima y fumet en el congelador

    Para 4 persona necesitaremos:

    ‒        ½ kg de judías verdinas

    ‒        ½ kg de almejas

    ‒        1 cebolla

    ‒        1 zanahoria

    ‒        4 dientes de ajo

    ‒        1 hoja de laurel

    ‒        Fumet de pescado (huesos de rape)

    ‒        Aceite de oliva Virgen, sal y perejil

    Lo primero que tenéis que hacer es poner el día anterior las judías en remojo.

    El día que las vais a cocinar en la olla exprés ponéis las judías y las cubrís con parte del fumet de pescado.

    Soy muy pesada, pero ya os he dicho que cuando compréis pescado le pidáis al pescadero que os deje la cabeza y las espinas para que las cozáis y de esa manera tener siempre un poco de caldo de pescado en congelador listo para cualquier receta como la de hoy. Si no tenéis, cuando compréis las almejas pedid unos huesos de rape y lo preparáis dejándolos cocer durante  minutos con una hojita de laurel. Ya sabéis que de vez en cuando hay que ir espumando.

    Una vez puestas las judías en la olla, añadís las verduras picadas y los dientes de ajo junto con el laurel, cerráis la olla y dejáis cocer unos 20 minutos.

    Mientras se cuece todo, ponéis en remojo las almejas para que pierdan la posible arena que tengan.

    Pasado este tiempo, retiráis la olla y dejáis enfriar antes de abrirla. Retirad las verduras junto con un poco de caldo y unas judías y las pasáis por la batidora, para obtener un puré que añadiréis de nuevo al guiso.

    Si las judías no estuvieran tiernas dejáis cocer todo a fuego lento hasta que lo estén.

    Una vez las tenéis cocinadas, en una sartén ponéis un chorro de aceite y cuando esté caliente incorporáis las almejas y tapáis, dejáis cocinar 3 minutos, para que se abran y retiráis.

    Servís en platos las judías poniendo por encima las almejas y decorando con un poco de perejil picado. Ahora ya solo queda que os las comáis. Ya sabéis que si sobran las podéis ccongelar

  • Arroces y Guisos 15.01.2015 Comentarios desactivados en GARBANZOS CON GAMBONES
    Garbanzos con gambones

    Garbanzos con gambones

    Con estos fríos, esta humedad y estas  nieblas tan típicas del invierno, no se a vosotros, pero a mí los guisos me apetecen una barbaridad.

    El de hoy, se lo debo a mi amiga Cruz, que  también es seguidora de este blog. No es un plato pesado. Además, lo podéis cocinar con antelación y si os sobra lo podéis congelar. ¡Perfecto verdad!

    Os garantizo que con él vais a hacer vuestras delicias y las de los que coman con vosotros este delicioso plato.

    Es fundamental tener un buen caldo de pescado y como ya os he dicho en alguna ocasión, cuando compréis pescado pedidle al pescadero que os de la cabeza y la espina , cocináis con ello un caldo lo congeláis y ya lo tenéis listo, para cualquier arroz o guiso de pescado.

    En cuanto al resto de los ingredientes importantes deciros que en este caso los he cocinado con gambones, pero los podéis hacer con gambas, langostinos, carabineros…. Y si os queréis dar un lujo con gamba roja del mediterráneo que es deliciosa.

    Los garbanzos, si podéis que sean zamoranos, son los mejores sin duda, pero si no, los que tengáis a mano.

    Pues nada empezamos con la receta propiamente dicha.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    ‒        400grs de garbanzos

    ‒        20 gambones (si ponéis gambas calculad unas cuantas más)

    ‒        Huesos de rape

    ‒        2 puerros

    ‒        1 trozo de Pimiento rojo

    ‒        Sal, laurel, Aceite de oliva Virgen

    Con 8 horas de antelación, ponéis en remojo los garbanzos.

    Si no tenéis caldo de pescado en el congelador debéis prepararlo, para ello en una olla ponéis los huesos de rape y las cabezas y cáscaras de los gambones, junto con un par de hojas de laurel.Lo dejáis cocer todo 20 minutos espumando de vez en cuando.

    Si tuvierais el caldo hecho, le añadís  las cabezas y cáscaras de los gambones, para que luego los garbanzos cojan el saborcito.

    Una vez hecho el caldo lo pasáis por el chino aplastando todo el pescado para que suelte el jugo.

    Dejáis templar.

    En una olla exprés introducís los garbanzos y los cubrís con parte del caldo, y los dejáis cocer 20 minutos desde que empieza a silbar la válvula. Este tiempo es orientativo porque depende del tipo de garbanzo.

    Una vez cocidos destapáis.

    Hacéis un sofrito con el pimiento rojo y el puerro muy picaditos y lo añadís al guiso.

    Dejáis cocer a fuego lento con la tapa quitada hasta que los garbanzos estén tiernos, añadiendo caldo si fuese necesario. Personalmente lo prefiero espeso, aunque no secos, pero eso va en gustos

    Una vez cocidos incorporáis los gambones pelados y dejáis 3 minutos más todo junto en el fuego para que éstos se cuezan.

    Retiráis y dejáis reposar otros 5 minutos para que se mezclen bien los sabores y a comer. Si lo acompañáis con una copa de un buen vino ya ni os cuento.

    Espero que os guste

  • Arroces y Guisos 04.12.2014 Comentarios desactivados en FABADA
    Fabada

    Fabada

    Ya tenemos el frío y el invierno instalado entre nosotros. Sus días cortos, como por ejemplo esta semana, sobre todo en Madrid. O esos días de cielo azul pero que cuando sales a la calle el vientecito fino te corta la cara.

    En esta época es cuando apetecen esos guisos tan tradicionales en cualquier punto de la geografía española.

    Así que hoy os propongo fabada. No le pongo el adjetivo de asturiana, por si acaso me lee alguien que viva por allí o que sea oriundo de esa preciosa tierra y piense “esta no ha cocinado una fabada asturiana en su vida”

    Así que puede ser una fabada a mi estilo.

    Imprescindible unas buenas fabes, que hoy día son fáciles de encontrar en cualquier tienda de ultramarinos o en las fruterías, que por lo menos en Madrid, tienen muy buenas legumbres. Además de, por supuesto, un buen chorizo y una buena morcilla.

    Para empezar, como siempre los ingredientes que para cuatro personas son:

    ‒        400 grs de fabes

    ‒        1 contra-muslo de pollo

    ‒        1 chorizo

    ‒        1 morcilla

    ‒        1 punta de jamón

    ‒        100 grs de tocino

    ‒        1 trozo de pimiento rojo

    ‒        ½ cebolla

    ‒        1 patata pequeña

    ‒        2 o 3 dientes de ajo

    ‒        2 ramitas de laurel

    ‒        Caldo de pollo o carne

    ‒        Sal

    Ocho o diez horas antes de hacer el guiso, ponéis las fabes  en remojo.

    En una olla exprés, ponéis las judías, las cubrís con caldo de carne o pollo o con agua, y añadís el pollo, el chorizo, la punta de jamón, el tocino, la patata entera, la cebolla entera, el pimiento, los dientes de ajo pelados y el laurel.

    Cerráis la olla y cuando la válvula empieza a “silbar” lo dejáis cociendo 20 minutos.

    Pasado ese tiempo, retiráis del fuego y cuando la olla se haya enfriado destapáis. Cogéis un cacito de judías, el pimiento, la patata, los dientes de ajo y la cebolla y lo pasáis todo junto por el pasapuré. Lo añadís a la olla y dejáis que cueza otros 20 minutos más a fuego lento, rectificando el punto de sal. En este momento también incorporáis la morcilla.

    Cuando las fabes ya estén tiernas, retiráis, dejáis templar y ¡a comer!

    Si os sobran o queréis hacer más cantidad, ya sabéis, que en este caso, podéis congelar y de esa manera, ya tenéis la comida para otro día.

    Y después de comer, a disfrutar de una tarde de invierno, con mantita y un buen libro.

  • Arroces y Guisos 01.10.2014 Comentarios desactivados en POCHAS GUISADAS

    Pochas guisadas

    Pochas guisadas

    Ya sabéis que en cada estación del año, me gusta proponeros recetas típicas de la época. Y desde luego una de ellas es la de hoy.

    En la zona de Navarra y la Rioja las pochas frescas se encuentran sin ningún problema en cualquier mercado. En otras zonas a lo mejor cuesta un poco localizarlas, pero en conserva seguro que no os cuesta ningún trabajo.

    La verdad es que es una legumbre bastante desconocida,, pero seguro que cuando las probéis os hacéis fan de ellas como me he hecho yo.

    Se pueden preparar de muchas formas, pero hoy os las he querido enseñar de la forma más sencilla que es simplemente guisadas. En otras ocasiones os diré otras maneras de poderlas cocinar.

    Los ingredientes, no siendo las pochas son sencillos y habituales en cualquier cocina. No os asustéis cuando os diga la cantidad de pochas pero es que cuando son frescas cunden poco.

    Para 4 personas necesitaréis:

    ‒        1,5 kg de pochas frescas o 100 grs por persona si las compráis en conserva

    ‒        1 cabeza de ajos

    ‒        1 zanahoria

    ‒        1 puerro

    ‒        1 tomate bien rojo

    ‒        1 trozo de pimiento rojo

    ‒        Caldo de carne, verdura o pollo

    ‒        Aceite de Oliva Virgen

    ‒        Sal

    Lo primero es pelar las pochas, aunque los que las utilicéis de bote os ahorráis ese paso.

    Ponéis en una olla las pochas, junto con la cabeza de ajos entera, el puerro y la zanahoria y las cubrís con el caldo.

    Ponedlas a cocer durante 25 minutos a fuego lento. Pasado este tiempo retiráis del fuego y retiráis las verduras.

    En una sartén ponéis un chorrito de aceite y pocháis el tomate pelado y el pimiento rojo. Cuando esté sofrito reserváis unos trozos y el resto lo unís a la zanahoria y el puerro y lo pasáis por un pasapuré y lo incorporáis al guiso junto con el tomate y pimiento reservado.

    Dejáis cocer otros 25 minutos más hasta que las pochas estén tiernas. Si es necesario añadís más caldo. Tienen que quedar más bien espesitas, pero con un poco de caldo.

    Si habéis usado pochas en conserva, no hace falta que las tengáis tanto tiempo cociendo.

    Y bueno ya tenéis una receta de legumbres, que tanto nos apetece ya en estas fechas y que no sea las consabidas lentejas o los típicos garbanzos, además permite la congelación así que si os gustan, ya sabéis, hacéis más cantidad y ya tenéis la comida solucionada para otro día

    Espero que os guste.

  • Arroces y Guisos 28.08.2014 Comentarios desactivados en ARROZ CON CALAMARES Y GAMBAS
    Arroz con calamares y gambasa

    Arroz con calamares y gambas

    Para muchos de nosotros este va a ser el último jueves de vacaciones, para otros ya hace tiempo que fue su último jueves de vacaciones, pero lo que si es seguro es que para todos va a ser el último jueves de agosto, con lo que eso significa de volver a la rutina: volver a trabajar con todos los compañeros ya en sus puesto de trabajo; comprar los libros y uniformes; volver a organizar las extraescolares ; o simplemente retomar la vida que llevábamos allá por el mes de junio.

    Pues como despedida de este tiempo de vacaciones os propongo una receta de lo más veraniega, para que no se nos olvide que, más o menos,  quedan sólo 11 meses para las siguientes.

    La base está en tener a mano un buen fumet de pescado. Cuando compréis pescado decidle al pescadero que os deje las espinas, aletas, cabeza… con todo ello elaboráis un caldo corto de pescado que podéis congelar y tener preparado para cualquier tipo de recetas en que sea necesario. Estos caldos como el de verduras o carne son muy socorridos.

    En los platos de arroz ya sabéis que siempre os recomiendo el  tipo bomba que para mí es el mejor, pero si no lo tenéis, utilizad el que uséis habitualmente.

    Antes de incorporar el arroz tenéis que mirar lo que ocupa en volumen , ya que luego necesitaréis el doble de fumet que de volumen de arroz

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    ‒        500 grs de arroz tipo bomba

    ‒        1 calamar de ½ kg

    ‒        400 grs de gambas

    ‒        ½ cebolla pequeña

    ‒        1 trozo pequeño de pimiento rojo

    ‒        Azafrán en rama

    ‒        Fumet de pescado (el doble de volumen que el volumen de arroz)

    ‒        Aceite de oliva Virgen

    Lo primero que tenéis que hacer es limpiar el calamar y cortarlo. Lo mismo hacéis con las gambas. Las cáscaras de éstas las reserváis.

    Si no tenéis caldo o fumet de pescado lo preparáis con cabezas y espinas de pescado, si son de rape mejor,  y unas hojitas de laurel. De vez en cuando quitáis la espuma.

    Una vez preparado el caldo, añadís las cáscaras y cabezas de las gambas, y dejáis cocer todo junto 10 minutos, aplastando las mismas para que suelten el jugo. Filtráis y reserváis.

    En una paella, ponéis un buen chorro de aceite. Picáis la cebolla y el pimiento muy menudito y lo incorporáis para que se dore a fuego lento.

    Cuando ya está todo dorado añadís las gambas enteras y los calamares en trozos y dejáis rehogar todo.

    En una taza ponéis un poco del caldo que tenéis reservado junto con las ramitas de azafrán para que se vayan diluyendo.

    Ponéis a calentar el caldo

    Cuando estén las verduras rehogadas incorporáis el arroz y dejáis que se cocine todo durante un par de minutos, dando vueltas.

    Una vez pasado este tiempo añadís el caldo de pescado caliente. Hacedlo de una vez para que el arroz desprenda bien el almidón.

    Dejáis cocer 20 minutos. Si veis que necesita algo de agua podéis añadirla, aunque tenéis que tener en cuenta de que es un arroz seco

    Dejad reposar un par de minutos y servid.

    Para los que sean vuestros últimos días de vacaciones aprovechadlos y cuidado en la carretera a la vuelta, que os quiero a todos la semana que viene. Y para el resto pues nada que sigáis ahí también el próximo jueves.

  • Arroces y Guisos 19.06.2014 Comentarios desactivados en FIDEUÁ
    Fideuá

    Fideuá

    Ya estamos a las puertas del verano, de hecho esta misma semana entra ya esta estación, y no sé si estaréis conmigo en que una de las recetas más veraniegas que existen es la fideuá.

    Tanto  los que veraneáis en la playa como en la montaña, estoy segura que en uno de esos días de vacaciones tan necesarios y deseados, tomáis este plato tan rico y mediterráneo.

    La que os propongo es muy sencilla. No se vosotros , pero a mí estos tipos de platos , me gustan sin demasiadas florituras.

    La base está en tener a mano un buen fumet de pescado. Cuando compréis pescado decidle al pescadero que os deje las espinas, aletas, cabeza… con todo ello elaboráis un caldo corto de pescado que podéis congelar y tener preparado para cualquier tipo de recetas en que sea necesario. Estos caldos como el de verduras o carne son muy socorridos.

    Os recomiendo que si podéis compréis calamar en vez de chipirón porque es más sabroso, pero si está un poco caro o es demasiado grande lo podéis sustituir por estos últimos.

    En cuanto a las cantidades, ya sabéis que son orientativas y que todo depende del número de personas que vayan a comer

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    ‒        Fideo gordo especial para fideua (350grs)

    ‒        1 calamar de ½ kg

    ‒        400 grs de gambas

    ‒        ½ cebolla pequeña

    ‒        1 trozo pequeño de pimiento rojo

    ‒        Azafrán en rama

    ‒        Fumet de pescado (1l)

    ‒        Aceite de oliva Virgen

    Lo primero que tenéis que hacer es limpiar el calamar y cortarlo. Lo mismo hacéis con las gambas. Las cáscaras de éstas las reserváis.

    Si no tenéis caldo o fumet de pescado lo preparáis con cabezas y espinas de pescado, si son de rape mejor,  y unas hojitas de laurel. De vez en cuando quitáis la espuma.

    Una vez preparado el caldo, añadís las cáscaras y cabezas de las gambas, y dejáis cocer todo junto 10 minutos, aplastando las mismas para que suelten el jugo. Filtráis y reserváis.

    En una paella, ponéis un buen chorro de aceite. Picáis la cebolla y el pimiento muy menudito y lo incorporáis para que se dore a fuego lento.

    Cuando ya está todo dorado añadís las gambas enteras y los calamares en trozos y dejáis rehogar todo.

    En una taza ponéis un poco del caldo que tenéis reservado junto con las ramitas de azafrán para que se vayan diluyendo.

    Ponéis a calentar el caldo

    Cuando estén las verduras rehogadas incorporáis los fideos y dejáis que se cocine todo durante un par de minutos, dando vueltas.

    Una vez pasado este tiempo añadís el caldo de pescado caliente. Hacedlo poco a poco y dejad cocer durante 10 minutos. A la mitad de la cocción añadís el azafrán disuelto. Id dando pequeños movimientos para que se vaya repartiendo bien todo.

    En un principio os pongo 1l  de caldo, pero puede ser que necesitéis más o menos, todo depende de cómo os guste, si seco o un poco meloso. A mí personalmente me gusta más un poco meloso, que no caldoso, por eso os recomiendo que el caldo lo vayáis poniendo poco a poco.

    Pasado el tiempo de cocción y la pasta ya esté en el punto en que a cada uno le guste, retiráis del fuego.

    Dejad reposar un par de minutos y servid.

    Y a disfrutar con esta receta tan veraniega

  • Arroces y Guisos 23.04.2014 Comentarios desactivados en PATATAS A LA RIOJANA
    Patatas a la riojana

    Patatas a la riojana

    Aunque ya estamos en primavera, eso no quiere decir que no se puedan comer esos guisos tan típicos de la cocina española. Bien es verdad, que es muy probable, que ya no os proponga ninguno, hasta que no se acaben los rigores del verano, que tan cercanos tenemos ya.

    Este plato, además de fácil de cocinar, es exquisito. El único “pero” que le veo es que no se puede congelar, pero para eso están los sábados y domingos , en los cuales , tenemos un poquito más de tiempo y lo podemos dedicar a la cocina.

    El  secreto está en  tener unas buenas patatas y un buen chorizo, además del famoso pimiento choricero que le da ese color tan espectacular, pero si por alguna razón no lo encontráis ,no os preocupéis, lo podéis sustituir por pimentón dulce, que aunque no es  lo mismo,  se le parece.

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    ‒        4 Patatas

    ‒        3 chorizos pequeños frescos o una “ristra” de chorizo

    ‒        1 cebolla

    ‒        1 pimiento verde

    ‒        1 cabeza  de ajos

    ‒        2 pimientos choriceros

    ‒        Laurel

    ‒        Guindilla

    ‒        Sal Aceite de oliva Virgen

    ‒        Agua

    La preparación es muy sencilla

    Picáis muy picadito la cebolla y el pimiento verde y lo ponéis  a pochar en la olla exprés con aceite de oliva Virgen, junto con el laurel, la cabeza de ajos entera y la guindilla.

    Cuando todo se haya rehogado un poco se añade el chorizo cortado en rodajas de 3 o 4 cm y las patatas “chascadas” para que suelten el almidón y la salsa quede más espesita . A mí personalmente, como ya os he dicho en algunas ocasiones, no me gustan nada los guisos en los cuales los ingredientes “naden” en el caldo.

    Mientras se va rehogando el guiso, quitáis las pepitas de los pimientos choriceros y los ponéis en remojo en agua templada.

    Una vez rehogado todo añadís el agua cubriendo las patatas, tapáis la olla y dejáis cocer 5 minutos.(Si vais a utilizar pimentón en vez de pimiento choricero, éste lo añadís antes de incorporar el agua)

    Cuando ya estén blandos los pimientos choriceros, con la ayuda de un cuchillo con punta, quitáis la carne al pimiento.

    Pasados los minutos de cocción destapáis la olla, quitáis los ajos y la guindilla,  incorporáis la carne del pimiento choricero y dejáis que todo cueza a fuego lento durante unos minutos para que la salsa se espese.

    Dejáis reposar un par de minutos y servís acompañado de un buen vino de Rioja

  • Arroces y Guisos 02.04.2014 Comentarios desactivados en ARROZ CON BACALAO
    Arroz con bacalao

    Arroz con bacalao

    Ya nos estamos acercando a la  Semana Santa, y  sabéis que estas fechas  tienen sus platos típicos.

    El que voy a proponer hoy , es muy típico de comer el día de Viernes Santo en mi familia paterna, sobre todo cuando nos juntábamos a pasar esas fechas en la  casa que tenemos en Sanabria (Zamora), yo creo que no había Viernes Santo en el que no comiéramos este plato.

    La preparación es sencilla y los ingredientes, pues los típicos de estas fechas.

    El secreto está en tener unas buenas patatas y un buen bacalao. Con respecto a  este último os recomiendo, a los que vivís en Madrid, La Casa del Bacalao. Tienen varias sucursales, una en la calle Goya que a los que vivimos por cerca del Retiro nos viene muy bien. En esta tienda, tienen mucha variedad en los cortes para elegir.

    Bueno sin más empezamos, para 4 personas necesitaremos:

    ‒        300grs de bacalao desmigado

    ‒        4 patatas pequeñas

    ‒        300 grs arroz bomba

    ‒        Pimentón dulce

    ‒        1 Cebolla mediana

    ‒        ½ Pimiento rojo italiano

    ‒        Agua, Aceite de Oliva Virgen

    Lo primero es poner en remojo el bacalao 24 horas antes de que lo vayáis a cocinar para que se desale. Hay que cambiar el agua unas tres veces.

    Pasado este tiempo empezamos con la preparación.

    En la cazuela donde lo vamos a cocinar ponéis una cantidad generosa  de aceite de Oliva Virgen. Peláis y picáis la cebolla y picáis el pimiento muy finito y lo ponéis a la cazuela y dejáis que se poche a fuego lento para que no se queme.

    Cuando se haya pochado un poco incorporáis el bacalao y lo rehogáis dando vueltas de vez en cuando

    Mientras peláis las patatas y las “troncháis”. En los guisos de patatas siempre os pongo esto porque de esta manera la patata suelta el almidón poco a poco durante la cocción y la salsa queda más concentrada. Yo no se a vosotros, pero a mí los guisos en los que la patata “nada” en el caldo es que no me gustan.

    Una vez rehogado, el añadís las patatas y un poco de pimentón dulce y dejáis cocinar todo 5 minutos. Después ponéis agua cubriendo casi las patatas y dejáis que cueza todo hasta que las patatas estén a medio hacer ( no os pongo tiempo porque depende de la patata pero calculad 10 minutos).

    A continuación incorporáis el arroz y dejáis cocer 20 minutos.

    Este arroz no es arroz seco como la paella, es arroz un pelín caldoso, os lo digo, porque si veis que os queda muy seco podéis ir añadiendo un poco de agua durante la cocción.

    Pasado los 20 minutos, dejáis reposar 5 más y ya está listo para comer.

    Espero que esta Semana Santa, también vosotros os aficionéis a este suculenta y sabrosa receta

  • Arroces y Guisos 06.02.2014 Comentarios desactivados en COCIDO MADRILEÑO
    Cocido madrileño

    Cocido madrileño

    Hoy quiero hacer un homenaje a unos de los platos más populares de la cocina española

    Como ya os  dije, en su día,  en la presentación de este blog, con él no pretendo solo daros a conocer platos que a lo mejor no habéis cocinado nunca, si no también dar ideas para hacer la comida de cada día.

    En este caso , como pasa con todos los platos de legumbres hay que empezar el día anterior o si lo vais hacer por la tarde, la mañana de ese día.

    Lo podéis hacer a fuego lento, pero como creo que la mayoría de nosotros no tenemos tanto tiempo , lo cocinaréis, parte en la olla express y luego dejarlo un poco que se haga a fuego lento con la olla destapada.

    Como siempre empezamos con los ingredientes. A lo mejor pensáis que este cocido es un poco light pero tenéis que tener en cuenta , que la mayoría, es probable que después de comer , tenga que ponerse a trabajar , con lo cual no hay que hacerlo muy contundente.

    Con las cantidades digo lo de siempre todo depende de lo que comáis en vuestra casa, pero para 4 personas las cantidades son:

    ‒        ½ Kg de garbanzos ( a poder ser zamoranos que para mí son los mejores sin duda y a mí me gustan más los grandes que los pequeños)

    ‒        ½ kg de Falda de ternera ( hay personas que ponen morcillo pero a mí me parece que la falda es más jugosa)

    ‒        1 contra-muslo de pollo( si queréis lo podéis sustituir por gallina pero es más grasienta)

    ‒        1 punta de jamón

    ‒        Un poco de chorizo fresco ( de esto poquito )

    ‒        1 trozo pequeño de repollo

    ‒        2 patatas pequeñas

    ‒        Fideos

    ‒        Sal, agua

    La preparación es muy sencilla

    Ocho horas antes ponéis en remojo, en un cuenco con agua los garbanzos. El agua siempre tiene que cubrir bastante los garbanzos para que queden blandos

    En una olla espress ponéis      de agua con sal y cuando esté templada incorporáis los garbanzos, la carne y la punta de jamón. Y lo dejáis cocer uno tres cuartos de hora . Todo depende del tipo de garbanzos que utilicéis y de la olla que tengáis. Estos tiempos son para la olla express de toda la vida, que como ya os he dicho muchas veces, es la que yo tengo y garbanzos zamoranos.

    Una vez transcurrido este tiempo , destapáis la olla e incorporáis el pollo , el chorizo  las patatas y el repollo y dejáis cocer a fuego lento con la olla destapada durante 15 o 20 minutos. Lo suficiente hasta que los garbanzos estén tiernos.

    Una vez que están cocidos los garbanzos cogemos parte del caldo , lo ponemos en una cazuela al fuego y cuando empiece a cocer, añadimos los fideos . No os he puesto cantidad porque depende de cómo os guste si más espesa o más clarita. Siempre es mejor dejarla espesa, ya que como os sobrará caldo es fácil dejarla más clara añadiendo el mismo. La pasta hay que dejarla cocer durante unos dos o tres minutos, ya que luego se termina de hacer con el propio calor del caldo .

    Y ya está, listo para comer.

    Si os sobran garbanzos y caldo lo guardáis en el congelador y para otro día ya tenéis resuelto el primer plato.

    Si lo hacéis el día anterior mejor ya que se concentran los sabores y el caldo y los garbanzos están más ricos, pero cercioraros de que las patatas queden cubiertas con el caldo para que no se pongan zapateras.

  • Arroces y Guisos 19.12.2013 Comentarios desactivados en SUQUET DE RAPE
    Suquet de rape

    Suquet de rape

    Seguimos en vísperas de Navidades, así  hoy os propongo otra receta que para estos días os puede venir muy bien.

    Para el día de Navidad me parece ideal porque estamos saturados este plato, aunque es un guiso, es bastante ligero, y como además se come calentito, pues entona los dañados estómagos por los excesos de estas fechas.

    Este suquet es bastante “minimalista”, pero pienso que todos los guisos cuanto más sencillos mejor

    La materia prima es un poco cara, pero un día es un día y además siempre lo podemos sustituir por productos congelados , aunque no es lo mismo.

    Como siempre lo primero los ingredientes para cuatro personas

    ‒        750 grs de rape

    ‒        24 gambas o 20 langostinos

    ‒        12 chipirones o un calamar mediano

    ‒        2 Tomates

    ‒        Ajo

    ‒        6 patatas medianas

    ‒        Azafrán en rama

    ‒        Aceite de oliva Virgen

    Cuando compréis el rape, decidle al pescadero que os deje los huesos del rape (llamar espina a lo del rape no me parece bien)

    Cortáis en dados el rape, peláis las gambas o langostinos y limpiáis bien los chipirones o el calamar y los cortáis en anillas

    Después que tenéis que preparar un fumet de pescado.  Para elaborarlo ponéis a cocer en agua con sal y con unas hojitas de laurel los huesos del rape y las cáscaras de las gambas o langostinos. Mientras se  está cociendo hay que quitarle la espuma de vez en cuando . En 15 minutos tenéis el fumet preparado y listo , y si os sobra lo congeláis para otra vez.

    En una cazuela ponéis un buen chorro de aceite y doráis los ajos pelados y fileteados, cuando tomen un poco de color añadís los tomates pelados y sin pepitas y los dejáis que se cocinen 10 minutos

    Mientras peláis las patatas y las “troncháis” para que luego cuando se cuezan vayan soltando el almidón

    Pasados los 10 minutos incorporáis las patatas las rehogáis un par de minutos y las cubrís con el fumet al que le habéis añadido unas hebras de azafrán. Dejáis cocer 20 minutos.

    A continuación  añadís el pescado y dejáis cocéis durante 10 minutos más.

    Si queréis podéis poner también unos mejillones que habréis cocido anteriormente, pero eso es opcional.

    Dejáis reposar 5 minutos y servís en sopera o en plato hondo.

    Este plato no lo podéis congelar, pero como está tan rico seguro que no os sobra

  • Arroces y Guisos 09.10.2013 Comentarios desactivados en GUISADO DE CARNE CON PATATAS
    Guisado de carne con patatas

    Guisado de carne con patatas

    Habrá recetas que me recuerdan a mi niñez , adolescencia y juventud pero os aseguro que como ésta ninguna. No cumple una de las premisas de este blog , que es que se pueda congelar o cocinar para comer más tarde, pero bueno los fines de semana también comemos y además como es muy sencilla su elaboración pues una cosa por la otra.

    Si mi familia paterna me sigue en el blog, que espero que si, seguro que cuando la lean también se acordarán de esos días pasados en Sanabria (Zamora), exactamente en El Mercado del Puente, lugar de referencia de nuestra familia, durante los cuales siempre había un día que comíamos  este plato

    Siempre os hago comentarios sobre los ingredientes, en este caso el secreto está en utilizar una buena patata. El otro día me comentó un familiar de mi marido que para que las patatas se conserven mejor se deben dejar con la tierra que traen, exactamente él me dijo que la patata tenía que estar sucia, así que ya sabéis comprad las patatas sucias, y huid si podéis de las que venden tan limpitas.

    Con respecto a la carne os recomiendo utilizar ternera blanca que es más tierna y a poder ser de la parte de la aguja, pero si os cuesta trabajo encontrarla podéis utilizar otra parte de la ternera o ternera roja. Si os decantáis por esta última, es conveniente que la pongáis a cocer sola en la olla unos diez minutos porque si no o quedaría dura la carne o bien las patatas deshechas.

    Bueno pues empezamos con los ingredientes para cuatro personas:

    ‒        600grs de aguja de ternera blanca

    ‒        3 o 4 patatas medianas

    ‒        2 dientes de ajos

    ‒        1/2 cebolla

    ‒        1 tomate

    ‒        Pimiento rojo

    ‒        Aceite de oliva virgen, sal  y pimentón dulce

    ‒        Agua

    La preparación es muy sencilla

    En una olla expres ponéis una buena cantidad de aceite  y cuando esté caliente incorporáis la carne que habéis troceado anteriormente.

    Cuando ya se ha dorado incorporáis el ajo fileteado, la cebolla muy finitamente picada y el tomate y el pimiento troceado y se rehoga todo durante dos o tres minutos dando vueltas de vez en cuando

    Mientras vais pelando las patatas y las “chascáis”. Cuando hagáis guisos con patatas en mejor “chascar” que partir porque así la patata suelta el almidón que tiene y queda la salsa más espesita.

    Una vez rehogada la carne con la verdura añadís las patatas y el pimentón y dejáis rehogar todo de nuevo otros dos minutos dando vueltas . Seguidamente añadís agua hasta cubrir las patatas, cerráis la olla y dejáis cocer durante 10 minutos.

    Pasado este tiempo abrís la olla y dejáis que se haga a fuego lento durante otros diez minutos con la olla abierta . De todas formas tened en cuenta que la salsa debe quedar espesita y no aguada, con lo cual si hace falta dejáis cocer sin la tapa de la olla unos minutos más.

    ¡Y ya está ¡.

    Espero que os guste tanto como a nosotros

  • Arroces y Guisos 19.06.2013 Comentarios desactivados en ARROZ CREMOSO CON VERDURAS
    Arroz cremoso con verduras

    Arroz cremoso con verduras

    El plato de hoy no cumple, mucho que digamos , las expectativas del título del blog. Pero hay platos tan ricos y fáciles de hacer que aunque no se puedan cocinar con antelación, si se pueden elaborar esos días que tenemos más tiempo  bien porque sea fin de semana, o ahora que se acerca el verano , estemos de vacaciones, etc. Ya se que pensaréis que las vacaciones no están para cocinar, pero como esta receta es muy sencillita de hacer, bien podéis hacer un pequeño esfuerzo.

    Las verduras que os voy a indicar son orientativas, y cada uno las podéis sustituir por otras que tengáis a mano u os gusten más y pueden ser frescas, en conserva o congeladas . No es un arroz seco , pero tampoco caldoso, si no como su nombre indica, cremoso. El punto de cremosidad lo tiene que dar cada uno según su gusto y se lo daréis añadiendo más o menos caldo.

    El champiñón lo podéis comprar laminado

    En cuanto al arroz , siempre utilizo el bomba,  pero lo que os digo siempre , utilizad el que tengáis a mano

    También utilizaremos caldo de carne o pollo, así que os vuelvo a recordar lo de siempre, cuando compréis pollo pedidle al pollero que os deje los despojos para hacer un caldo que podéis congelar para tener a mano en estas ocasiones, aunque también podéis utilizar el que venden hecho

    Las cantidades son para 6 personas:

    ‒        ¼ de Champiñón

    ‒        2 dientes de ajos

    ‒        1 cebolla

    ‒        1 puerro

    ‒        1 zanahoria

    ‒        1 puñado de judías verdes

    ‒        1 puñado de guisantes

    ‒        2 o 3 espárragos trigueros por persona

    ‒        4 alcachofas

    ‒        4 cucharadas de tomate frito

    ‒        500grs de arroz tipo bomba

    ‒        1,3 l entre el caldo de carne o pollo y el de cocer las verduras

    Empezamos con la preparación que como os he dicho es bastante sencilla

    Se laminan los champiñones si no los habéis comprado laminados. La zanahoria y las judías las cortáis en tiras gruesas y de 3 cm de largo ,cortáis en cuartos las alcachofas y los espárragos en tiras de 3 cm

    Ponéis  a cocer en la olla exprés con un poco de agua , pero solo cinco minutos, las verduras. Y cuando estén un poco cocidas reserváis el agua de cocción. Esto lo hago para que las verduras no queden muy crudas, pero si os gusta el sabor de las verduras poco hechas, este paso os lo podéis ahorrar

    En la cazuela que vais a cocinar el arroz ponéis un poco de aceite y salteáis el champiñón y cuando ya esté prácticamente hecho lo dejáis en un plato.

    Se corta el puerro y la cebolla finamente y se rehoga en el aceite del champiñón.

    Mientras tanto mezcláis el caldo de pollo y el de cocer las verdura y lo ponéis a calentar

    Cuando ya está rehogado la fritada, se añaden las verduras  y se rehogan 2 minutos. A continuación añadimos el tomate y el arroz y se deja que se haga otros dos minutos, dándole vueltas.

    A continuación incorporáis el champiñón que teníais reservado y añadís el caldo, poco a poco que debe estar caliente,  y dejáis cocer unos 20 minutos, hasta que esté cocido el arroz.

    Si os gusta más o menos caldoso deberéis añadir un poco más o menos de caldo al final de la cocción

    Lo dejáis reposar cinco minutos, y ya está. Veréis que sencillo es de hacer y que bueno está

    Si queréis lo podéis acompañar con una buena ensalada al centro

  • Arroces y Guisos 30.05.2013 Comentarios desactivados en GUISO DE GUISANTES CON MORCILLA

    Guisado de guisantes con morcilla

    Guisado de guisantes con morcilla

    La verdad es, que algunos de vosotros, me decís muchas veces que porque no pongo algún guiso más, así que esta semana para todos eso que les gustan los platos de cuchara os voy a proponer un plato sencillo, y que aunque a priori pueda parecer un poco soso, está buenísimo.

    Aunque también os digo a los forofos de este tipo de comidas , que ya iré poniendo más pero tened en cuenta que he empezado hace poco y que solo cuelgo una receta a la semana, así que paciencia

    Lo malo de esta receta es que no se puede congelar ni hacer con antelación ya que la patata quedaría un poco “revenida” que se dice, pero también se comen los fines de semana , así que lo podéis hacer para esos días.

    No os indico cantidad de morcilla porque depende del tamaño que tengan  y tampoco os digo el tipo ya que para gustos colores, pero a mí me gusta más la de arroz y si es de Burgos ni os cuento. Calculas unas tres rodajas de un dedo  por persona, pero si os parece poco podéis poner más.

    Los ingredientes necesarios, para cuatro personas , son los que a continuación os detallo:

    ‒        1 Cebolla

    ‒        2 dientes de ajo

    ‒        Guisantes ( los podéis usar congelados o en conserva)

    ‒        1 vaso de vino blanco

    ‒        4 Patatas

    ‒        Agua de cocer las patatas

    ‒        Morcilla

    ‒        Harina

    ‒        Aceite de oliva virgen, sal

    Bueno pues después del preámbulo empezamos con la preparación.

    Se pelan las patatas y se “chascan” y las ponéis a cocer.

    En otra cazuela ponéis un chorro de aceite e incorporáis la cebolla muy picadita y el ajo fileteado a fuego muy lento para que se poche pero no se queme.

    Cuando esté doradita la cebolla, añadís una cucharada de harina y la rehogáis y añadís el vino y el agua de cocer las patatas, junto con los guisantes y dejáis cocer todo hasta que los guisantes estén blanditos. Si hace falta agua le vais añadiendo de la que os ha sobrado de cocer las patatas.

    Cuando estén casi los guisantes incorporáis las patatas.

    Cuando ya está hecho el guiso, se fríe la morcilla sin piel .

    Servid en platos hondos el guiso y poned por encima la morcilla frita

    Ya veréis que rico está