• La verdad, es que las empanadas son como el arroz o como la ensaladilla, la puedes hacer de mil formas distintas.

    Esta receta se la debo a una compañera de trabajo  de mi hija Sandra.

    Está buenísima y es muy fácil de hacer, se puede guardar en el congelador, y nos soluciona una cena, o una reunión de familiares o amigos o un día de campo o playa.

    La morcilla, mejor de arroz y si es de Burgo ya ni os cuento.

    La masa de hojaldre si os atrevéis la podéis hacer, pero las que venden ya hechas están muy buenas. Yo suelo utilizar la de la marca Mercadona, pero la Cocinera también tiene una de muy buena calidad

    Bueno pues entonces empezamos, y como siempre, por los ingredientes:

    • 2 morcillas de Burgos
    • 1 manzana verde
    • 2 planchas de hojaldre
    • Yema de huevo
    • 1 lámina de papel vegetal
    • Aceite de oliva virgen , sal

    Empezamos preparando el relleno.

    En una sartén, ponéis la morcilla desmenuzada  y dejáis que se haga , durante 10 o 15 minutos, hasta que la morcilla esté cocinada.

    Mientras se cocina , precalentáis el horno a 180 grados

    En la bandeja del horno, ponéis el papel vegetal, y encima una plancha de masa de hojaldre. Encima ponéis la morcilla y la manzana pelada y cortada en láminas finas, repartiéndola por toda la superficie. A continuación ponéis la otra lámina de hojaldre y cerráis con ayuda de un tenedor.

    Batís la yema de huevo y pintáis la masa.

    Metéis la bandeja en el horno precalentado a 180º durante 20 minutos.

    Transcurrido ese tiempo la sacáis, dejáis templar  ¡y a comer!.

    Veréis que rica.  Si creéis que es mucha cantidad utilizad la mitad de los ingrediente y usad una sola plancha de hojaldre .

    ¡Espero que os guste!

  • Arroces y Guisos 13.04.2017 Comentarios desactivados en OSSOBUCO

     

    Aunque estos días está haciendo un tiempo estupendo, no creáis que va a seguir siempre así, como dice el refrán, hasta el 40 de mayo no te quites el sayo.

    Así que he pensado, que porque no poner un guiso para estos días.

    Además como estaremos de vacaciones, es muy socorrido, porque lo podemos dejar hecho y a la hora de la comida, solamente tendréis que calentar.

    Otra ventaja, es que si sobra, podéis congelarlo y tenerlo listo para otro día. Y otra más, es que seguro, seguro, que les gusta a todos los miembros de la familia, sin excepción.

    Las setas que se necesitan, podéis utilizarlas congeladas, en esta época, no se encuentran  frescas

    Sin más empiezo ya con los ingredientes, como siempre para 4 personas, pero si sois más, pues añadid más de forma proporcional.

    • 4 Ossobucos
    • Harina
    • 2 cebollas
    • 1 puerro.
    • 150 gramos de zanahorias.
    • 2 dientes de ajo.
    • 250 gramos de setas variadas
    • 1 vaso de vino
    • ½ l de caldo de carne.
    • Sal, pimienta
    • Aceite de oliva Virgen.

    Lo primero el caldo, ya sabéis que si no lo tenéis en el congelador, tendréis que prepararlo.  Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    Decidle al carnicero que os realice unos cortes en los nervios de la carne, para que no se encoja mucho. La pasáis por harina, y la freís en una sartén con aceite. Reserváis.

    En ese mismo aceite, sofreís la cebolla cortada muy finita junto con el ajo.

    Cuando todo esté un poco doradito, añadís la carne , las zanahorias peladas y troceadas y las setas tal cual vienen en el paquete, no hace falta descongelarlas. Vetéis el vino y el caldo, tapáis, y dejáis que se haga todo a fuego lento durante 1 y ½ hora , más o menos, hasta que la carne esté blandita. .Si fuera necesario, añadís un pelín más de caldo, a lo largo de la cocción.

    Retiráis del fuego, y dejáis reposar 5 minutos, y ya tenéis un rico guiso para disfrutarlo estos días de vacaciones.

    ¡Que descanséis y os divirtáis!

  • Un poco de todo 06.04.2017 Comentarios desactivados en HUMMUS

    No os quejéis, que hoy toca cocina internacional y todo.

    Hace unos días, fui a cenar con unas amigas a un restaurante libanés y pedimos hummus. Tengo que decir, que nunca lo había probado, y me pareció un plato agradable, así que ahora que llegan las ansiadas vacaciones de Semana Santa, me he dicho: ”pues les propongo esta receta, que es sencilla y queda fenomenal para un aperitivo”.

    Este es muy light, con eso quiero decir, que no lleva artificios.

    En mi caso, aproveché que había hecho cocido, añadí más garbanzos y los reservé. Pero si no lo queréis hacer así, podéis cocer garbanzos con un poco de carne o pollo para que tengan un poco más de sabor o si estáis vagos, vagos, podéis usar los que ya vienen cocidos en botes.

    Opino que lo mejor es cocerlos, pero para gustos, colores.

    Empiezo ya con los ingredientes.

    • ½ kg de garbanzos
    • 1 contra-muslo de pollo
    • Un chorro generoso de aceite de Oliva Virgen, al gusto.
    • 1 chorrito de zumo de limón.
    • Un poco menos de ¼ de cucharada de moka de pimentón dulce.
    • 1 diente de ajo

    Si no vais a utilizar los garbanzos que vienen cocidos, los ponéis en remojo, ocho horas antes.

    Pasado ese tiempo, los ponéis a cocer en agua junto con el contra- muslo en la ollas exprés, y cuando empiece a silbar la válvula, los dejáis cociendo durante unos 40 minutos.

    Dejáis enfriar.

    En el vaso de la batidora, ponéis los garbanzos, junto con el diente de ajo, el aceite y un poco del pimentón, y batís hasta obtener una crema, si veis que queda muy espeso, añadís un poco más de aceite.

    La pasta resultante, la ponéis en un molde para darle forma y al servir espolvoreáis con el resto del pimentón.

    Ya solo queda untarlo en el pan y disfrutarlo

    Si os sobra, podéis tenerlo en el frigorífico dos o tres días.

    Espero que os guste, y que os divirtáis en  estos días de descanso