• Postres 23.02.2017 Comentarios desactivados en MUFFINS DE FRUTOS ROJOS

    Bueno ahora se llaman muffins, pero son nuestras magdalenas de toda la vida, solo que las rellenan, las decoran y son más grande de tamaño, pero por lo demás nada, pero bueno nos adaptaremos a las nuevas denominaciones.

    La receta es sencilla, ya que la base es la de un bizcocho de los de toda la vida. Se hacen rapidito, con lo cual fuera pereza y están tan ricas con una taza de colacao o de café, que merece la pena dedicarnos un ratito a cocinarlas.

    Como son más grandes que las magdalenas, como molde es mejor utilizar los que venden de aluminio para los flanes, además como son de usar y tirar, pues no hay que fregar luego.

    Eso si luego para presentarlas,  sí que podéis poner los papeles que venden para las magdalenas y que son tan monos.

    Los ingredientes necesarios para  diez o doce unidades son:

     Muffins son:

    • 280 grs de harina
    • 100 grs de azúcar
    • 2 huevos
    • 100ml de leche
    • 100ml de nata líquida.
    • 50ml de aceite de oliva Virgen
    • ¾ de un sobre de levadura Royal
    • Frutos rojos variados (frambuesas, arándanos, fresas…)
    • Azúcar glass

    Pues ahora ya a lo nuestro.

    Batís los huevos enteros, junto con la leche, la nata y el aceite. A continuación añadís el azúcar y mezcláis.

    Cogéis un colador y tamizáis la harina y la vais incorporando a la mezcla anterior poco a poco. Después añadís la levadura y seguís mezclando.

    Cogéis los moldes y los rellenáis con la mezcla pero solamente en 1/2 parte, más o menos,  de su volumen ya que luego aumentan y se saldrían.

    Cogéis los frutos rojos, los cortáis en trozos pequeños  y los introducís en las magdalenas hundiéndolos, si queréis, también podéis poner algunos por encima.

    Ponéis los moldes sobre la rejilla del horno precalentado a 180ª y los dejáis hornear durante 20 minutos. Durantee este tiempo no abráis el horno ya que se podrían “bajar” las muffins. Pasado este tiempo comprobáis que están hechos, para ello introducís una aguja y ésta tiene que salir limpia.

    Sacáis del horno y dejáis enfriar. Para servirlas, espolvoreáis azúcar glass por encima.

    Ya veréis que ricas están

  • Ensaladas y verduras 16.02.2017 Comentarios desactivados en ESPÁRRAGOS TRIGUEROS CON QUESO AHUMADO

    Las verduras congeladas son muy socorridas, te solucionan una cena o una comida en un “plis plas”. Yo suelo tener, sobre todo, espárragos trigueros y guisantes.

    Así que hoy os propongo una receta, cuya base es una de esas verduras.  Es tan rápida, que prácticamente en lo que llegáis a casa y os preparáis para disfrutar del merecido descanso, tenéis preparada la cena.

    En este caso para gratinar utilizo queso ahumado, por ejemplo, queso de Idiazábal, pero si no tenéis lo podéis sustituir por cualquier queso que tengáis a mano. Si tiene algo de sabor, mejor, me refiero a que no sea el típico queso de sándwich, pero si no tenéis, pues nada, usáis el que tengáis.

    Como lo espárragos son congelados se cocinan enseguida, ya que son más blandos que los frescos.

    Bueno, pues ya os doy los ingredientes que son poquitos. No digo cantidades, porque cada uno puede ponerse la cantidad que guste, no es lo mismo para un primer plato que para plato único

    • Espárragos Trigueros
    • Lonchas finas de queso ahumado
    • Aceite de oliva Virgen.
    • Sal gorda.

    En una sartén ponéis un chorrito de aceite y cuando esté caliente incorporáis los espárragos ( si queréis podéis hacerlos cocidos pero no están igual de buenos) Vais dando vueltas para que no se quemen y cuando estén blandos, echáis sal gorda y retiráis.

    Cuando vayáis a comerlo los ponéis en un recipiente que valga para el horno , añadís el queso por encima y gratinás ( si os da pereza, podéis gratinar en el microondas)

    Y a continuación servís caliente y a comer

  • Postres 09.02.2017 Comentarios desactivados en ROSQUILLAS DE LA TIA DOMI

    Bueno ya sabéis que en muchas ocasiones, os propongo recetas que me dan o pido a familiares o amigos, y hoy toca una de ellas. Creo que no debe haber persona en el mundo a la que no le gustes las rosquillas caseras. Y si las hay, es que no las han probado.

    Estas son las que hace Domi, la tía de una amiga mía y la verdad es que, yo que las he probado, tengo que decir que están deliciosas. Así que ya sabéis, los que no las hayáis comido nunca, esta es una ocasión para hacerlo, con esta fácil y deliciosa receta.

    Además, como muchos de vosotros, en mi caso ya no, tenéis  peques en casa, es una buena forma de entretenerlos.

    Los ingredientes os los voy a indicar para unas dos docenas de rosquillas. Si queréis más, aumentáis proporcionalmente los ingredientes.

    Empezamos, necesitaréis:

    • 1 huevo crudo
    • 4 Cucharadas soperas de aceite de Oliva Virgen
    • 4 Cucharadas soperas de leche
    • 4 cucharadas de azúcar.
    • Azúcar glass
    • 2 sobres de levadura royal.
    • 1 tacita de café de anís.
    • 1 pizca de sal
    • 9 Harina.
    • Aceite de Oliva Virgen

     

    Mezcláis en un bol todos los ingredientes, y váis añadiendo después la harina poco a poco. Este paso, cuando ya tenéis formada un amasa compacta, lo hacéis a mano para ir amasándola poco a poco.

    Una vez formada la masa, la dejáis reposar tapada, en un bol, durante 1 hora.

    Pasado ese tiempo vais formando las rosquillas y las freís en una sartén con abundante aceite.

    Para darlas forma os tenéis que espolvorear con harina las manos y lo mismo tenéis que hacer con la tabla o la mesa en la que vais a trabajar. Ese proceso repetidlo en varias ocasiones. No las hagáis de un tamaño muy grande, ya que al freírla aumentan

    Según las vais cocinando, las ponéis en una fuente y las espolvoreáis con azúcar glass.

    No me digáis que no es sencillita la receta, así que fuera pereza.

     

  • Arroces y Guisos 02.02.2017 Comentarios desactivados en JUDIAS ROJAS

    Entiendo que pensáis que , a lo mejor, soy un poco pesada por colgar otra receta de un plato de cuchara, cuando hace 15 días puse una. Pero con estos fríos, me da la sensación de que es lo que más apetece.

    Alguna vez os he comentado, que la familia de mi marido, es de Navarra, y allí es muy típica la legumbre que os propongo. Para cocinarla he utilizado las que vienen ya pre-cocidas y la verdad es que nunca había probado las legumbres así y tengo que decir que quedan muy buenas, y no os cuento el tiempo que os quito.

    El secreto está en hacer un buen fondo y luego cocinarlas en ella.

    Esta vez me he saltado la dieta y he añadido algo de cerdo, que en la mayoría de las recetas de legumbres que pongo lo evito. Lo único que tenéis que hacer es realizar un poco más de ejercicio el día que decidáis preparar la receta de hoy.

    Para terminar, y como pasa en la mayoría de las propuestas que os hago, si sobra, lo congeláis. Cuando decidáis comerlas de nuevo, si están muy espesas, con añadir un poco de caldo o en su defecto agua, problema solucionado

    Empiezo con los ingredientes.

    • 400grs de alubias rojas pre-cocidas
    • 1 Morcilla
    • 1 Chorizo fresco
    • ½ pata de cerdo
    • 1 Punta de jamón.
    • ½ cebolla
    • 2 dientes de ajos
    • Laurel
    • Pimentón de la Vera
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Sal

    Como ya os he dicho, con las judías pre-cocidas os evitáis tenerlas que poner en remojo el día anterior. Por lo tanto empezáis directamente con preparar el caldo, que evidentemente lo podéis hacer cualquier otro día y congelarlo.

    En la olla exprés ponéis agua, junto con la punta de jamón y la pata de cerdo. Lo dejáis cocer por lo menos 30 o 40 minutos desde que la válvula empiece a silbar.

    Pasado este tiempo retiráis del fuego y reserváis.

    Cuando vayáis a cocinar las judías, en una cazuela las ponéis junto con el chorizo, la cebolla picada, los dientes de ajos, el laurel, la morcilla y el chorizo. Cubrís con parte del caldo que teníais reservado y ponéis a cocer a fuego lento durante 20 minutos, hasta que estén tiernas.

    A continuación hacéis un sofrito de pimentón en aceite y lo añadís. Dejáis que haga “chup chup” durante 5 minutos más, y ya tenéis un rico guiso para estos días de invierno.