• Carnes 26.08.2015 Comentarios desactivados en CONEJO A LA MOSTAZA

    Cuando Javier, mi marido, y yo no teníamos hijas, éramos fans del conejo, aunque bien es verdad, que posteriormente, cuando nacieron ellas dejamos de consumirlo, y no sé muy bien el porqué, ya que es una carne muy jugosa, tierna y sana

    Así que hace cuatro o cinco semanas, que estábamos sin hijas, me dije voy a cocinar algo en que la base sea el conejo y encontré esta deliciosa receta que hoy os propongo.

    La tengo en mi cuaderno de recetas desde hace por lo menos 20 años, pero la verdad es que nunca la había cocinado y os aseguro que es sencilla y está buenísima.

    Se puede cocinar con antelación y darle el último toque justo antes de comerla y si sobra, se puede congelar, vamos un chollo que se dice.

    Buenos conejos en España tenemos en todas las pollerías o carnicerías, y el resto de los ingredientes, también son fáciles de conseguir, cuando no los tenemos en el frigorífico.

    Empezamos con ellos. Para 4 personas necesitaréis:

    ‒        1 conejo

    ‒        1 cebolleta

    ‒        1 cucharada sopera de mostaza de Dijon

    ‒        100 ml de vino blanco

    ‒        500 ml de caldo de carne o pollo

    ‒        1 cucharada sopera de harina

    ‒        300ml de nata líquida

    ‒        500 grs de Champiñón

    ‒        Aceite de Oliva Virgen extra

    ‒        1 cucharadita de Tomillo

    ‒        Sal y pimienta negra

    Los que no me habéis hecho caso a lo largo de estos más de dos años en los que llevo con mi querido blog, tendréis que cocinar lo primero el caldo de carne o pollo. Si sois de los que me hacéis caso solo tendréis que sacarlo del congelador.

    Ya sabéis para cocinarlo unos cuantos despojos de pollo o un trozo de carne de falda mismo, lo ponéis en la olla exprés y lo dejáis cocer ½ hora. Y lo que os sobre, al congelador.

    A continuación en una cazuela con aceite, selláis el conejo salpimentado. Lo reserváis.

    En esa misma cazuela, incorporáis la cebolleta finamente picada y la dejáis cocinar hasta que esté transparente.

    Mientras vais limpiando los champiñones, y cuando la cebolla esté blandita los añadís, junto con la harina y dejáis que se cocine todo durante 5 o 6 minutos, dando vueltas para que no se pegue.

    Pasado este tiempo, incorporáis la mostaza y el vino, dejando que todo cueza, hasta que se evapore el líquido.

    Seguidamente incorporáis de nuevo el conejo y el caldo, junto con el tomillo y lo dejáis que se vaya haciendo a fuego lento con la cazuela medio tapada, durante 30 o 40 minutos, dependiendo de la dureza del conejo.

    Pasado ese tiempo, retiréis de nuevo el conejo y añadís la nata dejando cocer durante 10 minutos. Si vierais que ha quedado demasiado espeso añadís un poco de caldo.

    Incorporáis de nuevo el conejo y dejáis que se cueza todo junto unos 3 o 4 minutos.

    Servís, poniendo una base de la salsa y colocando encima las tajadas de conejo.

    Os aseguro que está riquísimo y ya veréis como os encanta a todos.

  • Postres 19.08.2015 Comentarios desactivados en TERRINA DE FRUTAS
    Terrina de frutas

    Terrina de frutas

    En verano, disfrutamos de una variedad de frutas que hace que nos entren por los ojos y apetezca estarlas comiendo a todas horas. Además tienen tanta agua, que cuando la comes da la sensación que la sed se te quita, y más en este verano tan, tan, caluroso que estamos teniendo, que no hay día que no nos levantemos con la noticia de que estamos inmersos en una nueva ola de calor, que yo creo que es la misma, que no se va.

    Pero aún así, hay personas, sobre todos niños, a los que la fruta  aunque haga el calor que haga es imposible que la coman. Por eso se me ha ocurrido presentaros esta receta, en la cual la fruta aparece un poco disfrazada y por lo tanto es posible que se acabe ese problema.

    También es muy útil, en los casos en los que vayáis a celebrar alguna comida familiar o de amigos, en el porche, o en la playa o en el campo.

    Las cantidades de fruta o de los demás ingredientes, depende del tamaño del molde que vayáis a usar. Las que os pongo es para uno de de 18 cm que es con el que lo he preparado. En cuanto a la variedad de fruta, cada uno que ponga la que más le gusta

    ‒        2 melocotones

    ‒        2 nectarinas

    ‒        3 paraguayas

    ‒        2 o 3 hojas de verbena (si no las tenéis no pasa nada)

    ‒        200 grs de azúcar en polvo

    ‒        4 láminas de gelatina neutra

    Empezáis pelando y cortando en rodajas, de tamaño medio la fruta y la vais colocando por capas en un molde que previamente habéis forrado con papel de aluminio para que no tengáis problemas al desmoldar.

    Ponéis a ablandar la gelatina en agua

    Laváis las hojas de verbena y la picáis en trozos grandes.

    Echáis el azúcar en un cazo y añadís 30 cl de agua, removiendo para que se diluya. Seguidamente ponéis el cazo en el fuego hasta que comience a hervir. A continuación añadís las hojas de verbena y dejáis que cueza todo durante 10 o 15 minutos.

    Pasado ese tiempo coláis e incorporáis la gelatina escurrida, mezclando.

    Vertéis esta mezcla en el molde donde habéis colocado las frutas.

    Dejáis enfriar por lo menos 3 horas en el frigorífico y desmoldáis.

    Tengo que deciros, que al día siguiente de prepararlo está más buenos.

    ¡Y a disfrutar de estos días de campo o playa!

  • Pastas 12.08.2015 Comentarios desactivados en TALLARINES CON SEPIA

    Los que veraneáis a orillas del Mediterráneo, no me digáis que la sepia no es un clásico de vuestros veraneos, de los de ahora y de los de antaño.

    Así,  cocinada a la plancha,  con esa salsita de ajo y perejil tan rica.

    Pero hoy no os la voy a proponer de esa forma, eso lo dejo para otro día, hoy os la propongo acompañando a una rica pasta.

    Es un plato sencillo, que os encantará a todos y que os facilitará la difícil tarea de pensar los menús del verano.

    El secreto, unas ricas sepias y una buena pasta fresca, si la tenéis a mano. Si no fuera así, podéis utilizar pasta seca. Eso sí las sepias que no sean muy grandes, que si no, saben demasiado a pescado y no a todo el mundo le gusta ese sabor fuerte.

    El resto de los ingredientes, los típicos de la cocina mediterránea, y nunca mejor dicho.

    Para 4 personas necesitaréis :

    ‒        400 grs de Tallarines.

    ‒        4 sepias

    ‒        2 dientes de ajos

    ‒        2 cebolleta

    ‒        Guindilla

    ‒        1 kg de tomates rojos y maduros

    ‒        Aceite de oliva Virgen, sal

    ‒        1 kg de tomates rojos y maduros

    Empezáis cortando la sepia en tiras .

    En una sartén ponéis un chorro de aceite de oliva Virgen junto con un poco de guindilla, cuando el aceite haya “tomado sabor” quitáis la guindilla y añadís la sepia dejándola que se dore

    Mientras picáis muy finamente las cebolletas y el ajo, y una vez, esté dorada la sepia, se lo incorporáis, dejando que se haga todo poco a poco.

    Cuando ya esté todo rehogado, añadís los tomates pelados, sin pepitas y cortados en cuartos. Yo lo que hago es colar el jugo que sueltan los tomates cuando los pelo y lo pongo también en la fritada.

    Dejáis que todo se haga a fuego lento, hasta que la sepia esté blanda, y si veis que se “va secando” añadís un poco de agua.

    Reserváis

    Cocéis la pasta en abundante agua salada, ya sabéis que si es fresca se cuece en 2 minutos pero si es seca, necesitará unos 10 minutos, eso depende del gusto de cada uno.

    Refrescáis los tallarines, a quien le guste.

    Ponéis la pasta en los platos, añadiendo por encima la fritada de sepia.

    ¡ Y a comer!

  • Un poco de todo 04.08.2015 Comentarios desactivados en SANDWICHS VARIADOS
    Sandwichs variados

    Sandwichs variados

    Diréis, “vaya receta que nos trae hoy”, pero os aseguro que es muy útil.

    Ya os he comentado algunos años que para mí no hay veraneo si no celebramos en la playa, junto con un grupo de amigos, nuestra tradicional comida. Aquí os he traído algunas de las recetas que preparamos. Y este año se me ha ocurrido que yo voy a bajar unos sandwichs variados, así que se me ha ocurrido que también os lo podía proponer para vosotros

    Seguro que alguna vez, habéis necesitado prepararlos y siempre habéis tirado de los típicos, pues aquí van algunos que seguro que os encantarán.

    Personalmente me gustan de tamaño pequeño, así que os propongo que de una rebanada de pan de molde sacáis dos, de esa manera, tienen el tamaño justo para comerlos con las manos.

    En cuanto al tipo de pan, puede ser blanco o integral, pero eso sí, sin bordes.

    No voy a poner ingredientes, porque de algunos la base ya la he colgado alguna vez, y de otros os digo como se hacen:

    ‒        Sandwich de Roast beef. Preparáis el Roast beef, según la receta que encontraréis en el apartado de carnes. Untáis cada parte del pan con un poco de mostaza, ponéis dos lonchas de carne y un poco de rúcula

    ‒        Sandwich de queso finas hierbas. Confitáis cebolla, para ello picáis la cebolla muy menudita y la ponéis a pochar en aceite, cuando ya está un poco transparente, añadís un poco de azúcar y un chorrito de vino dulce y dejáis que se haga durante 15 minutos. Reserváis. Untáis las rebanadas de pan con queso de untar a las finas hierbas y rellenáis con la cebolla confitada

    ‒        Sandwich de atún con tomate. En el vaso de la batidora, ponéis una lata de atún, escurriéndola bien el aceite, añadís tomate frito y batís. Con esta pasta untáis las rebanadas

    ‒        Sandwich de jamón serrano. A este no me podía resistir. Cortáis rodajas de tomate natural muy finitas. Intercaláis una loncha de tomate entre dos lonchas de jamón.

    ‒         Sandwich de queso con tomate. Ponéis en el vaso de la batidora queso de untar, el de la marca Philadelphia el mejor sin duda, con unas cucharaditas de tomate frito y batís. Untáis las rebanadas de pan con la pasta

    ‒        Sandwich de gambas. Ponéis en una sartén un poco de aceite y cuando esté caliente añadís los dientes de ajo fileteados con un poco de guindilla, y antes de que se doren mucho incorporáis las gambas peladas. Mientras se hacen las gambas pasáis con la batidora queso de untar, para que quede un poco más suave. Cuando las gambas están salteadas las cortáis en trocitos pequeños y  las añadís a la mezcla de queso, añadiendo también un poco del aceite de hacer las gambas

    Bueno, con estos sándwich, seguro que hacéis las delicias de todos.

    ¡Felices vacaciones a todos! Y los que ya las habéis disfrutado, pensad que ya queda menos para las próximas