• Postres 27.02.2014 Comentarios desactivados en NATILLAS DE LA ABUELA
    Natillas de la Abuela

    Natillas de la Abuela

    Desde luego, habrá recetas que me recuerden a la infancia de mis hijas, pero os aseguro que como ésta, hay pocas. Siempre recordaré como Antonia, la madre de Javier mi marido,  venía todas las semanas cargada con ellas para que las niñas las tomaran a la hora de la merienda o después de cenar. La verdad es que han sido unas privilegiadas.

    Los ingredientes , como en la mayoría de los clásicos de la cocina española, y este es uno de ellos, son fáciles de tener en cualquier frigorífico o despensa, así que no os puede dar pereza cocinarlas. Y si tenéis niños pequeños, ya sabéis preparadlas con ellos y ya veréis que divertida tarde pasáis, además duran 2 o 3 días en el frigorífico

    Necesitaréis:

    ‒        1  l de leche y ½ taza más

    ‒        2 o 3 ramitas largas de canela

    ‒        La cáscara de ½ naranja

    ‒        6 cucharadas soperas de azúcar

    ‒        3 yemas de huevo

    ‒        1 sobre de flanín

    Ponéis a cocer 1 l de leche con las ramas de canela. Cuando empiece a hervir añadís las 6 cucharadas de azúcar y dejáis cocer a fuego lento durante 20 o 25 minutos, dando vueltas con una cuchara de madera para que no se pegue.

    Cogéis ½ taza de leche fría e incorporáis el flamín, dando muchas vueltas para que no salgan grumos.

    Batís las tres yemas de huevo.

    Pasados los 25 minutos de la leche cociendo, añadís las yemas batidas y la taza de leche con el flamín y sin dejar de darle vueltas con la cuchara para que no se hagan grumos, dejáis que cueza de nuevo. Cuando haya pasado 1 minuto desde que la mezcla haya llegado de nuevo a la ebullición, retiráis y dejáis reposar 10 minutos.

    Después las ponéis en recipientes individuales  espolvoreáis con canela y dejáis enfriar.

    ¡Y a comer!. Ya veréis , como a los que habéis tenido abuelas cocineras, este plato os recuerda a ellas.

  • Ensaladas y verduras 20.02.2014 Comentarios desactivados en KARTOFFELN SALAT
    Kartofflen salat

    Kartofflen salat

    Más o menos voy repartiendo las recetas para que cada semana tengáis una de cada grupo , y de esa manera hacer este blog un poco variado.

    Encontrar una ensalada de invierno es un tanto complicado, ya que, no sé qué pensaréis vosotros, pero a mí me parece que todas las ensaladas son más de primavera o verano que de invierno, que es la estación del año en la que nos encontramos. Pero pensando, pensando, ésta que os propongo hoy, creo que puede definirse como “ensalada de invierno”.

    Es sencilla, sencilla y si la acompañáis con unas buenas salchichas alemanas, seguro que hacéis las delicias de toda vuestra familia, y la vuestra también claro.

    ¡Ah! Deciros que esta es la auténtica receta alemana. La que se cocina en la ciudad de Friburgo, y que me ha dado Mechthild, una amiga alemana de una gran amiga mía.

    Las patatas, procurad que sean todas del mismo para que se cocinen por igual

    Como siempre empezamos por los ingredientes:

    ‒        1,5 kg de patatas

    ‒        2 cebollas

    ‒        3 cucharadas de aceite de oliva virgen

    ‒        3 cucharadas de vinagre de Jerez o de Módena

    ‒        3 cucharadas de mostaza

    ‒        1 cucharada de caldo de verduras (si no tenéis podéis poner solo agua)

    ‒        Perjil

    Lo primero es cocer las patatas, las ponéis lavadas pero con piel en una olla express durante 20 o 30 minutos, todo depende del tamaño.

    En un poco de aceite pocháis la cebolla picada muy fina. La tenéis cocinando 10 minutos no más, de esta manera está crujiente pero le quitáis el picor que tiene si la ponéis cruda.

    En un cuenco mezcláis el aceite, la mostaza, el vinagre y el caldo y cuando esté la cebolla la incorporáis.

    Cuando las patatas estén cocidas las peláis y las cortáis en dados y las colocáis en una ensaladera incorporando la mezcla anterior y espolvoreáis perejil picado. Dejáis reposar 3 o 4 horas tapando con film de plástico, y ya está.

    Para servir montáis en los platos con ayuda de un aro y si queréis que  sea más completo, como os he dicho al principio, la acompañáis con una salchicha.

  • Sopas y cremas 12.02.2014 Comentarios desactivados en SOPA “DE PAELLA”
    Sopa de paella

    Sopa "de paella"

    La verdad es que en un principio  esta sopa se iba a llamar “sopa de pescado” porque en realidad es la sopa de pescado de toda la vida, pero el otro día vino una amiga de una de mis hijas a comer y cuando la probó dijo: “ que rica , es sopa de paella”, así que decidí cambiarla el nombre y llamarla sopa de paella.

    Además, como todavía es invierno y este está siendo especialmente frío he pensado que os encantará esta receta.

    Tiene más ventajas, porque la podéis cocinar el día anterior y en el último momento añadirla la pasta que se hace en tan solo 4 minutos

    El ingrediente principal, puede que lo tengáis en el congelador, porque como os he comentado alguna vez,  seguro que habéis utilizado las cabezas y las espinas de los pescado para hacer un fumet y congelarlo. Cuando lo congeléis es mejor que lo hagáis por raciones individuales.

    Del resto, las verduras seguro que las tenéis y lo demás pues a comprarlo, que ir a hacer la compra al mercado,  es muy agradable.

    Bueno pues empezamos con ellos, que para cuatro personas son:

    ‒        1 Tomate natural

    ‒        1 cebolla mediana

    ‒        1/ pimiento italiano rojo o verde

    ‒        ¼ de gambas

    ‒        ¼ de chirlas o almejas

    ‒        ¼ de rape

    ‒        1 calamar

    ‒        1 Huevo

    ‒        1l Fumet de pescado

    ‒        Pasta de lluvia o fideos del  0

    ‒        Sal, aceite de oliva

    ‒        Huesos de rape, cabezas de pescado, morralla…

    La preparación es muy sencilla.

    Lo primero es hacer un fumet de pescado, para ello ponéis a cocer la espina o los huesos de rape o la morralla en agua con sal  con unas hojitas de laurel y las cáscaras y cabezas de las gambas de las gambas . Mientras se  está cociendo hay que quitarle la espuma de vez en cuando . En 15 minutos tenéis el fumet preparado. Si ya lo tuvierais cocinado, podéis aumentar el sabor añadiendo solo las cáscaras y cabezas de las gambas y dejando cocer 5 minutos.

    Mientras se hace el fumet cocéis un huevo (esto es optativo)

    A continuación preparáis, en una sartén, un sofrito con el tomate, la cebolla y el pimiento salado  y cuando ya esté cocinado lo pasáis por el pasapuré y lo ponéis en una  cazuela.

    Incorporáis a la cazuela, un plato de fumet por persona junto con todo el pescado y el marisco crudo, salado y picado muy pequeño. Cuando comience a hervir añadís la pasta de lluvia o fideos del numero 0.

    Pasado 5 minutos, o lo que os indique el fabricante de la pasta, retiráis del fuego y dejáis reposar 5 minutos más. Posteriormente si os apetece añadís el huevo cocido picadito

    ¡Fijaos que rápido habéis preparado una deliciosa sopa! Y ya me diréis si a vuestra familia también le ha parecido “sopa de paella”

    Y si os sobra, ya sabéis al congelador, siempre y cuando el fumet no fuera congelado claro

  • Arroces y Guisos 06.02.2014 Comentarios desactivados en COCIDO MADRILEÑO
    Cocido madrileño

    Cocido madrileño

    Hoy quiero hacer un homenaje a unos de los platos más populares de la cocina española

    Como ya os  dije, en su día,  en la presentación de este blog, con él no pretendo solo daros a conocer platos que a lo mejor no habéis cocinado nunca, si no también dar ideas para hacer la comida de cada día.

    En este caso , como pasa con todos los platos de legumbres hay que empezar el día anterior o si lo vais hacer por la tarde, la mañana de ese día.

    Lo podéis hacer a fuego lento, pero como creo que la mayoría de nosotros no tenemos tanto tiempo , lo cocinaréis, parte en la olla express y luego dejarlo un poco que se haga a fuego lento con la olla destapada.

    Como siempre empezamos con los ingredientes. A lo mejor pensáis que este cocido es un poco light pero tenéis que tener en cuenta , que la mayoría, es probable que después de comer , tenga que ponerse a trabajar , con lo cual no hay que hacerlo muy contundente.

    Con las cantidades digo lo de siempre todo depende de lo que comáis en vuestra casa, pero para 4 personas las cantidades son:

    ‒        ½ Kg de garbanzos ( a poder ser zamoranos que para mí son los mejores sin duda y a mí me gustan más los grandes que los pequeños)

    ‒        ½ kg de Falda de ternera ( hay personas que ponen morcillo pero a mí me parece que la falda es más jugosa)

    ‒        1 contra-muslo de pollo( si queréis lo podéis sustituir por gallina pero es más grasienta)

    ‒        1 punta de jamón

    ‒        Un poco de chorizo fresco ( de esto poquito )

    ‒        1 trozo pequeño de repollo

    ‒        2 patatas pequeñas

    ‒        Fideos

    ‒        Sal, agua

    La preparación es muy sencilla

    Ocho horas antes ponéis en remojo, en un cuenco con agua los garbanzos. El agua siempre tiene que cubrir bastante los garbanzos para que queden blandos

    En una olla espress ponéis      de agua con sal y cuando esté templada incorporáis los garbanzos, la carne y la punta de jamón. Y lo dejáis cocer uno tres cuartos de hora . Todo depende del tipo de garbanzos que utilicéis y de la olla que tengáis. Estos tiempos son para la olla express de toda la vida, que como ya os he dicho muchas veces, es la que yo tengo y garbanzos zamoranos.

    Una vez transcurrido este tiempo , destapáis la olla e incorporáis el pollo , el chorizo  las patatas y el repollo y dejáis cocer a fuego lento con la olla destapada durante 15 o 20 minutos. Lo suficiente hasta que los garbanzos estén tiernos.

    Una vez que están cocidos los garbanzos cogemos parte del caldo , lo ponemos en una cazuela al fuego y cuando empiece a cocer, añadimos los fideos . No os he puesto cantidad porque depende de cómo os guste si más espesa o más clarita. Siempre es mejor dejarla espesa, ya que como os sobrará caldo es fácil dejarla más clara añadiendo el mismo. La pasta hay que dejarla cocer durante unos dos o tres minutos, ya que luego se termina de hacer con el propio calor del caldo .

    Y ya está, listo para comer.

    Si os sobran garbanzos y caldo lo guardáis en el congelador y para otro día ya tenéis resuelto el primer plato.

    Si lo hacéis el día anterior mejor ya que se concentran los sabores y el caldo y los garbanzos están más ricos, pero cercioraros de que las patatas queden cubiertas con el caldo para que no se pongan zapateras.